e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

12 de Desembre de 2016

MAYORIA ABSOLUTA DEL REGIMEN DEL 78

 PERIODISMO DIGITAL//.- Escuchaba hace unos días en el bar a un hombre, ya muy mayor que debatía con el dueño del mismo sobre todo lo divino y lo humano. Pero, sobre todo, hablaban de política. Aquel hombre mayor, noventa años dijo tener, representaba para mí en aquel momento el saber popular que atesora el conocimiento de años muy críticos de nuestra historia. Dijo acordarse todavía de la llegada de la República, siendo muy niño, y también del inicio de la contienda civil, años después. No me quedó más remedio que pedir otro café, para seguir escuchándole y prolongar aquel momento de historia viva.

Habló de cómo había visto evolucionar todo desde que acabó la guerra, de los largos años de dictadura, del silencio, de la ausencia de cualquier derecho en el mundo civil y laboral, de la represión, de la intolerancia, del fanatismo… Y también habló de la alegría y la esperanza que representó, para todos los que habían vivido esa triste época, la llegada de la democracia, en lo que se llamó transición, y en la que tantas esperanzas mucha gente como él puso.

También habló del desencanto y desengaño posterior, de la tristeza de haber visto como, año tras año, los derechos y beneficios que en un momento se habían ido consiguiendo iban perdiéndose, sobre todo en estos últimos años. Habló de su hijo y nieto, en paro los dos, de cómo habían embargado sus viviendas, de cómo ahora dependían de su exigua pensión y viviendo en su casa. Habló también de la pérdida de atenciones y derechos en el sistema de salud y frente, a todo ello, de cómo la corrupción que veía a su alrededor, junto a todas esas desgracias, le hacían apretar los puños y gritar impotente.

 

Y también habló de la poca esperanza que le ofrecían los diversos partidos que, llamándose de izquierda, en teoría podían defenderle y en los que confiaba para solucionar todo aquello. Alguno de esos partidos había estado ya en el gobierno, decía, y algún otro en la oposición, pero con nulas posibilidades de alcanzar ninguna cota de poder que pudiera significar ningún cambio importante.

Ya no es posible la victoria electoral de un partido socialista en estado de retroceso como el que se dio en el pasado, ellos mismos lo saben. La configuración del espectro electoral ha cambiado claramente, han surgido nuevos partidos y la división del voto en ese espectro hará imposible un triunfo como los de entonces. También el tradicional partido referente de la izquierda, por méritos propios durante la lucha en la dictadura y años posteriores, debe de saber lo mismo. Hay otros grupos ciudadanos, emergentes, que va a discutirles esas cotas de representatividad en la izquierda.

Pienso que la de ahora es una situación histórica y también creo que todo grupo o partido que se denomine de izquierdas y que no opte por esta alternativa, antes o después habrá de pagarlo. Sus seguidores y votantes no les perdonarán por ello.

Evidentemente, la crisis del PSOE no comienza hace unas pocas semanas. Tiene su origen histórico e ideológico en la Transición que arranca tras la muerte de Franco. Convertido en el partido catalizador de esta fase política, su decadencia es un compendio de la degeneración del régimen establecido en 1978. En el PSOE se concentran todas las taras de esos pactos de Estado –empezando por la unidad de España, la monarquía o su raíz militarista y alérgica a la pluralidad–, la deriva general de la socialdemocracia con su vertiente autóctona –en un país donde el estado del bienestar no había llegado cuando ya se empezó a desmantelar–, la corrupción económica y moral de los «nuevos ricos» –alimentada por el conglomerado neoliberal privatizado por ellos mismos–, además de una depravación interna galopante, promotora de la endogamia y la mediocridad. A la decadencia superlativa de sus dirigentes actuales –la gestora destinada a apuntalar el Gobierno de Rajoy ha roto todas las marcas–, se le suman líderes históricos como Felipe González, que simbolizan como nadie la depravación del PSOE en este periodo histórico. A su megalomanía hay que añadirle la desfachatez sobre su impunidad en la guerra sucia.

Con la ayuda del PSOE, el PP disfruta de mayoría absoluta, no convocará elecciones porqué al PSOE no le interesan. Sin embargo, algún dia deberá hacerlo, entonces acabará el maldito Régimen del 78 y España será otra vez libre.

Sebastià Barrufet Rialp, cronista transversal

Master en Periodismo Digital


Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

MenÚame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
199
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR