e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

03 d'Abril de 2017

LA CHINA AYUDA A CATALUÑA

 PERIODISMO DIGITAL//.-El fabricante chino de coches eléctricos Thunder Power ha anunciado este  la apertura de un centro de I D en Catalunya en el que invertirá 80 millones de euros y en el que trabajarán unas 200 personas. La instalación del nuevo centro, que estará operativo en los próximos meses, es un primer paso para que la compañía pueda construir también en Catalunya una planta de ensamblaje de vehículos eléctricos para distribuirlos en el mercado asiático. La fábrica podría contar con una plantilla de un millar de personas. Thunder Power informó que Catalunya es la mejor ubicación para acoger su futura planta de producción.

En el centro de I D, la empresa desarrollará labores de ingeniería de producto en ámbitos como el diseño aerodinámico del automóvil, los sistemas de transmisión, la gestión de baterías y toda la tecnología relacionada con el coche conectado y autónomo. Thunder Power está aún evaluando la ubicación definitiva para el centro de investigación.

Las marcas apuestan por Catalunya. El año pasado, la marca Seat (propiedad de Volkwsagen) también anunció la instalación en Barcelona de un laboratorio de ideas para desarrollar tecnologías relacionadas con el coche conectado y autónomo. Seat cuenta también con el centro técnico en Martorell, en el que se diseñan los modelos de la marca. En la Zona Franca, Nissan cuenta con una planta de ensamblaje de coches donde también trabaja en el desarrollo de vehículos.

Cataluña se afianza como puerta de entrada de China en Europa La región atrae el capital asiático gracias al know how industrial, el empuje tecnológico y un buen despliegue de infraestructuras. La inversión china en Catalunya mantiene el ritmo, ajena a la moderación del crecimiento del gigante asiático, a un mundo que amaga con dar cabida al proteccionismo trumpiano y al empuje del independentismo en tierras catalanas. Año a año se afianza como puerta de entrada del capital chino a España, a Europa y a América Latina, coinciden los expertos. A nivel global, en 2016 las inversiones desde el Imperio del Centro sumaron 187.000 millones, un nuevo récord y un 65% más que el año anterior. Cifras demasiado importantes como para dejarlas escapar.

La China es la primera potencia económica mundial. El músculo chino se remonta a principios de milenio. En una primera etapa eran las empresas de capital público las que invertían fuera. La idea era abastecerse, con avidez por las materias primas. Eso explicó el ‘desembarco’ en América Latina y África. Ahora son las empresas privadas las que ponen el dinero. “Buscan el acceso al mercado, conocimiento tecnológico, construir marcas globales y experiencia”, explica Ivana Casaburi, profesora de Esade y autora de Tendencias de la inversión china en Europa 2016-2017.

Catalunya es un mercado que la inversión china ha descubierto en estos últimos años. “España no ha sido una prioridad”, dice el Nueno, profesor del IESE y presidente de la China Europe International Business School, apunta en ese sentido que “España no tiene tanta imagen internacional, eso es algo más propio de Estados Unidos, Francia o Alemania”, expone.

El desembarco chino. En los últimos años el goteo de inversiones ha sido constante. En la memoria quedan las grandes inversiones, pero la lista entera es larga. A modo de ejemplo, si se hace balance de los últimos años hay varias operaciones importantes: En 2014 la atención se la lleva Hutchinson, que con claro carácter estratégico invirtió 150 millones para ampliar su terminal en el Puerto de Barcelona y prevé invertir 500 millones a lo largo de su concesión.

En 2015 resaltan la compra por parte de la estatal Bright Food del grupo de distribución Miquel Alimentació, con una facturación cercana a los 1.000 millones; y el China Construction Bank entró en el mercado español con  sede en Barcelona, con el objetivo de dar servicio a las firmas de comercio.

En 2016 se abrieron nuevos horizontes. Por un lado, con la llegada de la inversión al ámbito deportivo de primer nivel, cuando el propietario de Rastar, Chen Yansheng, se hizo con el RCD Espanyol. Por otro, con “la primera adquisición en un sector industrial especializado en tecnología”, según Casaburi, con la compra de Aritex, filial tecnológica de automoción y aeronáutica de Comsa, por parte de AVIC. La última en sumarse a la lista ha sido Review Pro, de reputación online, comprada por Shiji por 26 millones, ya en 2017.

Poco a poco, el capital chino ha ido tocando sectores de lo más variado. En la actualidad, 80 empresas con capital chino o de Hong Kong operan en Catalunya. En base al último año con datos cerrados, 2015, se capta cerca de la mitad de los 120 millones de euros invertidos directamente por firmas chinas. Otros 100 millones  llegan en inversión green field, aquella que supone la implementación, partiendo de cero. 

Dicen que España es la decimosegunda potencia económica mundial. Sin embargo, tiene un gran problema, la falta de un relato común y compartido que agrupe y convoque a los españoles. El Gobierno del PP, con la ausencia de liderazgo moral e intelectual de Mariano Rajoy, ha sido incapaz de ayudar a construir este relato. España necesita un proyecto de país, partidos que lo desarrollen y un liderazgo político del que carece en la actualidad.

El poder económico español se basa en el de Cataluña. Gracias a países como China el poder económico catalán aumenta y la independencia catalana será la ruina de España.

Sebastià Barrufet Rialp, cronista transversal

Master en Periodismo Digital 


Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
58
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR