e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

15 de Novembre de 2016

 PERIODISMO DIGITAL//.- Según el republicano, hay “manifestantes profesionales” entre los grupos de personas que protestan contra su victoria.

Donald Trump ha concedido a la cadena CBS su primera entrevista televisiva como presidente electo de Estados Unidos. En la entrevista, emitida el domingo y grabada el viernes, Trump muestra un perfil más comedido que como candidato. Se muestra dispuesto a suavizar algunas de sus propuestas más polémicas durante la campaña electoral, pero mantiene otras como la deportación de inmigrantes indocumentados.

Trump entierra sus críticas feroces a Hillary y Bill Clinton. Insiste en que la candidata demócrata hizo “cosas malas” con el correo privado que tenía como secretaria de Estado, pero sugiere que podría incumplir su promesa de designar un fiscal especial para investigar el caso del correo. En un debate, sugirió que podría encarcelar a Clinton. Pero en la entrevista asegura que “no quiere hacer daño” a los Clinton porque son “buena gente” y que tendrá una respuesta definitiva más adelante.

Trump también olvida sus reproches al presidente Barack Obama. Lo describe como “muy inteligente y muy agradable”, y explica que en la entrevista que mantuvieron el jueves en el Despacho Oval también hablaron de puntos en común entre ellos.

Trump critica implícitamente a la prensa, como hacía en campaña, al sugerir que lo describe como una persona agitada y salvaje. “Soy una persona sobria”, dice.

Trump dice que, en vez de un muro fronterizo, podría construir una valla. Y que deportará a entre dos o tres millones de indocumentados que tienen antecedentes delictivos. Más adelante, explica, se decidirá qué hacer con el resto de indocumentados, cuyo total se estima en 11 millones. “Queremos proteger nuestra frontera”, dice.

Trump se ha rodeado de lobistas en su equipo de transición, lo que choca con su retórica en campaña contra la influencia de los grupos de interés. El presidente electo promete reducir progresivamente su influencia, pero esgrime que a corto plazo no tiene alternativa. “Son toda la gente que trabaja, ese es el problema con el sistema. Vamos a limpiarlo”, justifica el republicano.

Trump reitera su promesa de designar jueces en el Tribunal Supremo que se opongan al aborto, pero dice que será cada Estado el que decidirá si permite o no la interrupción del embarazo. El presidente electo admite que eso puede llevar a que haya mujeres que se desplacen de un Estado a otro para poder abortar.

Trump insiste en que cree que hay “manifestantes profesionales” entre los grupos de personas que protestan contra su victoria electoral en decenas de ciudades del país. “No tengáis miedo. Vamos a recuperar nuestro país”, dice. Y esgrime que hay un “doble rasero” porque asegura que se demonizaría a los manifestantes si protestaran contra una victoria de Clinton.

Trump también se distancia del reguero de ataques xenófobos con referencia a su nombre que ha habido desde las elecciones. “Les diría ‘no lo hagáis. Es terrible. Voy a unir al país’”, asegura.

El futuro mandatario, que ha anunciado que cobrará un sueldo simbólico de un dólar, dice que divulgará sus documentos fiscales en el “momento apropiado”, pero cree que la presión para que lo haga es una polémica inventada. “A la gente no le importa porque gané fácilmente la elección”.

Trump insiste en su queja de que parte del sistema electoral en algunas localidades está amañado, pese a que se jacta de haber ganado en votos electorales los comicios presidenciales. “Parte del sistema lo está. Lo odio”, dice, sin entrar en detalles.

Trump dice que impondrá de forma simultánea cambios a la reforma sanitaria del presidente Obama, mientras mantiene algunas partes. “Será mejor atención sanitaria, mucho mejor y por menos dinero”.

El republicano evita explicar sus planes contra el Estado Islámico porque, esgrime, daría pistas al enemigo. “No quiero decirle nada a nadie”.

Trump dice que no hará ningún cambio a la legalización del matrimonio igualitario después de que lo avalase el Tribunal Supremo en 2015, pero evita dar su opinión sobre si apoya o no ese derecho. “Es irrelevante porque ya ha sido resuelto. Es la ley”.

Sebastià Barrufet Rialp, cronista transversal

Master en Periodismo Digital


Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
143
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR