e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

10 de Febrer de 2017

Dos hombres y un destino

 

El hombre más poderoso de la tierra, Donald Trump ha visto como un juzgado ha bloqueado la entrada en vigor de su veto migratorio a ciudadanos de unas nacionalidades concretas que imposibilitan su acceso al país norteamericano.

La Casa Blanca se somete a su pesar a la decisión judicial, aunque haya anunciado que apelará el dictámen. El mismo Trump hizo sus valoraciones al revés judicial a través de la red social Twitter tal y como lo haría, por ejemplo, Pablo Iglesias a éste lado del Atlántico.

El fiscal general del estado de Washington ha declarado que esa decisión judicial no hace sino demostrar que ni siquiera el presidente de EEUU está por encima de la ley. Ahondando en ese pensamiento declaró que "la Ley es algo poderoso. Tiene capacidad de pedir cuentas a todo el mundo". Igualito que aquí.

En Cataluña algunos no piensan como este fiscal general y entienden que la ley requiere de distingos en su aplicación si en un proceso judicial andan inmersos representantes políticos o alguna de sus decisiones. 

Esta semana ha tenido lugar en Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el juicio contra parte del anterior gobierno de la Generalitat que presidía Artur Mas por desobediencia a  acuerdos del Tribunal Constitucional. Como consecuencia, desde su entorno se pretende imponer el falso axioma de que la democracia debe anteponeerse al cumplimiento de la ley, cuando es evidente que sin ley no hay democracia y en ese caso se trataría de otra cosa distinta a esa que debería tener otra denominación.

Tal vez no estaría de mas que el "Diplocat" mueva sus hilos si los tiene en las inmediaciones de la Casa Blanca y prepare alguna jornada de trabajo para que funcionarios y asesores de la administración Trump conozcan de primera mano, en un ejercicio práctico o teórico, nociones básicas de como intentar influenciar las decisiones de un tribunal de justicia.

Tal vez tomando el ejemplo vivido el lunes en Barcelona, los republicanos de allí emulando a los de aquí, podrían organizar a unas cuantas decenas de miles de ellos cuando toque y cercar la sede de aquel Tribunal Supremo el día que sus señorías se reunan para debatir el recurso presidencial a la sentencia judicial, con el ánimo de inponer sus tesis

No creo que aquellos jueguen a ello, sabiendo que existe en la legislación norteamericana la posibilidad de abrir un proceso de destitución presidencial -"impeachment- como medida preventiva y correctora de excesos que puedan cometerse allí y que vivimos en ocasiones aquí.

Sígueme en Twitter @SanchezAlaminos 

 

 

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
119
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR