e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

23 d'Agost de 2012

Prohibir el matrimonio existente entre altos directivos bancarios, agencias de calificación y grandes capitales con nuestros dirigentes se hace prioritario para no repetir esta crisis de nuevo. Los políticos necesitan capital para sus campañas, oficinas y personal activo. Los capitales necesitan leyes que les permitan mayores ganancias. En ello el dirigente ve un mal menor que impulsa los créditos y el dinero corriente que activa la economía y el bienestar social. Pero por desgracia ha resultado todo lo contrario y ahora los grandes capitales quieren seguir siendo grandes a pesar de la crisis. Por eso nuestros gobiernos practican recortes para inyectar capital a las bancas arruinadas o darles intereses de nuestra deuda a las ricas, en fin, la banca siempre gana, recuérdense los 3.600 millones en Caja Castilla la Mancha durante el 2010. Lo necio e injusto de rescatar bancos esperando que todos éstos nos ofrecieran créditos ha sido que apenas lo han practicado, el pueblo sigue endeudado, sin préstamos para pagar los anteriores y pagando las deudas del propio Estado a otros bancos. Si se hubiese dejado todo el dinero de todos los rescates bancarios directamente a quienes sufrían la crisis, los hipotecados, éstos habrían continuado pagando a la banca por su vivienda y ésta ahora no desalojaría tantos pisos por impago y cobraría un capital que ahora reclama al Estado, es decir, de nuevo a los contribuyentes. En época ZP no hubo valentía de negarse a los deseos de la banca y se alargó la enfermedad de esta crisis que pagamos el pueblo. Bueno, ¿y como solucionar este matrimonio pegadizo entre Gobierno y banca? Pues con elecciones sin campaña electoral, sin costes privados. Tenemos medios públicos de comunicación que todos pagamos y nos hallamos ante el universo de Internet, con ambos bastaría para saber quien menos nos engaña y acabar con el circo de unas elecciones que nos hace creer que votamos a quien gobernará aunque el realmente dirigente de todo no son los políticos, lo es el capital y los intereses que hay detrás. Ejemplo de ello pudiera ser Emilio Botin y el PSOE o la liberalización del suelo que aplicó el PP para negocios de feroz especulación inmobiliaria. Aquí surgió un círculo vicioso que el Estado no se atrevió a romper. Éste permitió liberalizar la venda de terrenos, que subieran los precios y la creación de productos financieros con las hipotecas de quienes compraban lo construido. De esta manera la construcción y los bancos generaban grandes impuestos a municipios y estado para sus políticas sociales. Por el otro lado, las especulaciones en productos financieros entregaban grandes beneficios a la banca y esta daba fondos a los partidos políticos, por ejemplo para las campañas electorales. Como morder la mano que te da de comer. En fin, Banca y Gobierno hasta que la muerte los separe.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
992
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR