e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

02 de Juliol de 2012

Cuando me dispongo a escribir estas líneas han pasado tan solo dos horas de un hecho deportivo histórico. Como me temo, ojalá me equivoque, que seguramente en este periódico digital nadie va escribir una columna de opinión en la línea de felicitar a la Selección Española me tomo la humilde licencia de hacerlo yo.

Ciertamente, lo que no son capaces de unir los políticos lo han unido un grupo de chavales desde hace 4 años ganando con su selección lo que nunca nadie ganó: Europeo, Mundial y Europeo de forma consecutiva. Por este motivo España ha hecho historia y como decía aquel famoso pasodoble que cantaba Manolo Escobar: "Y España es la mejor".

Hay que hacer hincapié en que estos chicos lo que unen es a todo un país ante el televisor, batiendo récords de audiencia, saliendo a las calles a festejar lo que han sido grandes gestas deportivas. El sentimiento de verse identificado bajo unos colores se sea de la parte de España que se sea y se tenga el perfil social, político o económico que se tenga. Nos unen a una gran mayoría de la población unos colores y eso es algo que nadie puede controlar.

En Cataluña el intervencionismo habitual del nacionalismo catalán ha estado deseando desde el primer minuto que lo de hoy no sucediera, que España no se proclamara campeona. Algunos iniciaron en medios de comunicación digitales y redes sociales esperpénticas campañas de que su selección era Polonia, apuestas de en qué ronda caería España y luego apoyo incondicional, cuando Polonia cayó y España seguía adelante, a cualquiera que se enfrentara a España. Hasta tuvieron ciertos trastornos en los cuartos de final al no saber a quién apoyar porque se los jugaban dos selecciones de "países opresores de Cataluña" llegué a leer. Luego el tan odiado por la Cataluña culé, Cristiano Ronaldo, se le quiso convertir de villano a héroe por los que parecen vivir en un odio asfixiante que no les deja respirar. En fin, absurdas tretas para politizar una vez más el deporte en favor de su causa.

Este tipo de fenómeno espontáneo que hoy se ha dado en las calles de muchas ciudades de Cataluña con gente celebrando el triunfo de España rompe por completo su obra de ingeniería social por la cual en Cataluña no puede reflejarse apoyo alguno a España porque España es el enemigo. Absurdo, delirante pero tristemente cierto. Como ejemplo el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, que al final ha sido el alcalde de los que le han votado y de los que solo conciben un modelo único de sociedad en Cataluña y no accedió a que los aficionados de la selección española se reunieran ante una pantalla gigante para ver la final de la segunda competición futbolística más importante de selecciones del Mundo. Eso no ha evitado que Plaza de España se haya llenado de gente celebrando el triunfo de La Roja. No solo en la Plaza de España de Barcelona, también en muchos puntos más de Cataluña pese a que la jornada de fuertes lluvias hoy invitaba a quedarse en casa. Luego nos sacarán una encuesta del CEO que poco tiene que ver con lo que nos encontramos en nuestro día a día, lo que nos estamos encontrando con banderas españolas colgadas en los balcones de nuestras ciudades (la imagen que vi el sábado de la Gran Vía de Barcelona cuando te incorporas a ella desde Ronda Litoral llena de balcones con la bandera española es demoledora para la ideología del alcalde Trias), las celebraciones de hoy, los comentarios en los bares... no hace otra cosa más que me cuestione una y otra vez la extrapolación a la realidad cotidiana de esta cocción a fuego rápido que son las encuestas del Centre d'Estudis d'Opinió.

Es solo futbol. Mañana lunes, cuando nos despertemos para ir a trabajar los que afortunadamente tengamos trabajo o para intentar salir del agujero los que desgraciadamente no tienen empleo, nuestros problemas cotidianos seguirán ahí. Los cuatro goles a Italia y volver a ser campeones lamentablemente solo han sido un bálsamo de felicidad momentánea. Continuaremos escuchando crisis, prima de riesgo, pacte fiscal, los incendios que están devastando Valencia...en fin ya saben, lo de siempre, nuestra cruda realidad. El futbol no va a resolver nunca nuestros problemas pero sí debería ayudar este tipo de triunfos a que al igual que estos futbolistas procedentes de todas partes de España son un equipo y reman parejo en una misma dirección sin personalismos sin querer ser más que nadie, a que también lo hicieran nuestros dirigentes políticos.

Por otro lado es una pena que solo seamos un país potencia en turismo y deporte. El tocho ha sido sustituido en la última década por el deporte pero éste, como decía en el párrafo anterior, no nos va solucionar la vida, tan solo endulzarla por un rato. Si hace 25 años los éxitos que ha alcanzado el deporte español eran impensables dejenme soñar en que dentro de 25 años seremos conocidos mundialmente por ser un país líder en alguna materia productiva de gran interés. Para alcanzar el objetivo cierto es que de manera individual no lo conseguiremos. Como equipo sí. Es una de las enseñanzas que debiéramos extraer de este gran equipo, que quizás sea el mejor de la historia. 

No voldria finalitzar sense donar-li un sincer "ho lamento" a en Vicenç Serrat, columnista habitual d'aquest mitjà de comunicació digital. Aquestes setmanes han estat dures per a ell en un continu vull i no puc animant a tot aquell que s'enfrontés a Espanya. Ha de ser molt frustrant viure en aquesta angoixa i al final veure que, com diu la cançó dels Rolling Stones "You can't always get what you want". Vicenç, de bon rotllo, tranquil això de la Selecció no és etern, algun dia s'acabarà i podràs gaudir de la teva actitud "Anti Selecció Espanyola" al costat d'altres més del teu perfil. No pateixis tant per veure banderes espanyoles i gent alegre al carrer. Si la gent està alegre és per alguna cosa però també i al teu favor, quan t'acostumes a guanyar, les celebracions baixen d'intensitat però això no significa que l'alegria i els seguidors siguin menys o hagin més que siguin del teu perfil. Serà difícil tornar a veure una celebració com la del Mundial perquè aquella sempre va ser, és i serà molt especial.

Por último: gracias eternas a los 23 jugadores que han participado en esta Eurocopa y a Vicente del Bosque. Un del Bosque que ha tenido que aguantar una vez más la mediocridad y el revanchismo de cierta prensa deportiva y lo ha hecho como él sabe: con tranquilidad, serenidad y profesionalidad. No hemos jugado bien hasta la final para mi gusto. Se ha sufrido mucho porque para ganar hay que sufrir pero es que los jugadores y el cuerpo técnico son todo un ejemplo de superación, profesionalidad, compañerismo y unión. De los 23 jugadores sobre todo gracias a Casillas y a Xavi. Su amistad, su foto hoy bandera española y bandera catalana juntas debería ser sinónimo de lo que realmente nos une y que los nacionalismos catalán y español se ceban en separar y utilizar. Citando a los Stones nuevamente: I know, It's only "sport" but I like it.

 Me puedes seguir en Twitter: @ang_guillen

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
764
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR