e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

28 de Juliol de 2014

Todo era verdad

 

Todo era verdad. El silencio hasta cierto punto propio de las mafias, las omertás que durante tantos años han invadido la prensa catalana ante cualquier cosa que tuviera que ver con el líder intocable Pujol ha caído cual castillo naipes. Esperamos editorial único de aquellos que nunca se atrevieron a investigar nada relacionado con Jordi Pujol y el enriquecimiento de toda su familia.

Todo era verdad. Pujol no era trigo limpio. Una vez más Pedro J. Ramírez ha llevado razón y se la ha dado aquel juez insobornable que da y quita razones al cual el periodista deportivo, José Mª García, bautizó como: el tiempo. La mentira tiene las patas muy cortas y cada día que pasaba tenía menos patas, cortadas estas por las claras evidencias. No era un ataque de la "caverna" contra Cataluña personificada en Pujol y su familia. Simplemente desde determinada prensa allende el Ebro nos estaban sacando de la caverna oscura y de silencio en el que el patriarca Pujol quería someternos mediante su corte llamada "Botifarra mediática".

Todo era verdad. Nos gobernó durante 23 años un evasor fiscal que nos quería dar lecciones de cómo deberíamos ser, sentir, pensar, actuar y casi cómo tener hijos. Tanta moralidad y arrogancia le ha acabado espetando a un señor que ahora, cuando está en el tramo final de su vida, nos ha querido dar todavía lecciones de el porqué (él que decía no lo era), ahora deberíamos ser independentistas.

Todo era verdad. El río llevaba un torrente de agua que amenazaba con desbordarse en cualquier momento. El río sonaba con fuerza y había que inventar tapaderas. Pujol, astuto como siempre ha sido incluso en su última declaración, la que ha destapado aquello que solo los ciegos de vocación nunca quisieron ver so pena que el régimen les matara civilmente como a tantos otros, ha querido asumir la culpa a sus 84 años e intentar salvar así a sus hijos. Total, sabe que si carga con toda la culpa a él ya no lo meterán en la cárcel y quizás de refilón puede evitar que lo hagan con alguno de sus vástagos.

Todo era verdad. Pujol abrazó el independentismo como manera de salvarse él e incluso CIU de las sospechas de corrupción manifiesta. No era fruto de una caída del caballo cuál San Pablo. Huyan de los falsos profetas.

Todo era verdad. Atacar a Pujol no era atacar CIU y Cataluña. Nunca lo fue. Ni en 1984 tras el vergonzoso y bochornoso espectáculo de los "tifosi" convergentes contra Raimon Obiols en el Parlament ni tras la aclamación convocada ad hoc cual presidente de república bananera de Jordi Pujol en el balcón del Palau de la Generalitat. Por cierto, lección que bien aprendió Artur Mas tras su reunión con Rajoy en septiembre de 2012 cuando las JNC le montaron una bienvenida de agitprop elevada a la máxima potencia. Hoy los discípulos de Jordi Pujol le niegan como lo hiciera San Pedro con Cristo ante la evidencia que su ascendencia sobre ellos ahora es perjudicial en un partido en clara descomposición. Lo que hace unos meses eran querellas y ataques contra CIU y "su Cataluña" según pregonaban desde sus altavoces oficiales hoy son meramente asuntos privados del Sr. Pujol i Soley propagado también desde los mismos altavoces oficiales. Siguen creyendo que los ciudadanos somos un pobre remanso de ovejas que no somos capaces de distinguir forraje de pienso artificial.

Todo era verdad. Como verdad resultará la imposibilidad que nadie en CIU desconociera tan trascendental asunto en todos estos años. Como he escrito anteriormente, se piensan que somos bobos y que nos van a engañar con un falso mensaje de matar al padre por traidor. El Ecce Homo que se apresura CIU a ofrecernos para que olvidemos que la cosa sí va con ellos esta vez no les va a servir. El estado de shock producido por algo que muchos pensábamos y decíamos pero que pocos se atrevieron a investigar ha despertado algunas consciencias adormecidas plácidamente sobre banderas esteladas que se preguntan: "¿nadie lo sabía? ¿cómo nos ha podido ocurrir?". La estupefacción en buena parte de la sociedad catalana no será corta.

Todo era verdad. El papelón que ante sí tiene Artur Mas es insalvable. Su partido se desmorona. No ha sido baladí que Duran saltara. No es baladí que ahora muchos abandonen el barco de los que querían ser el "palo del pajar" de la Casa Gran del Catalanisme. La verdad ha abierto los ojos, no de todos, pero sí de muchos que bailaron la música del Pujolismo, que nunca se atrevieron a toserle por temor a perder la prebenda con la que ir tirando. Algunos que ayer escribían panegíricos del Ex-Molt Honorable hoy parece que no le conocieran de nada. Son los típicos veletas que van hacia donde va el viento con tal de subsistir. Desafortunadamente, no son rara avis en nuestra sociedad.

Todo era verdad. Cataluña no es ningún oasis como siempre nos quiso hacer creer el moralista Pujol y sus correligionarios. Tenemos nuestras ciénagas como el resto de nuestros vecinos. Otra cosa es que la justicia sea justa como muchos pensamos que no lo fue en 1984. Hoy Villarejo y Mena en cierto modo pensaran que se está haciendo justicia poética con Pujol.

Todo era verdad. Albert Boadella fue un visionario y de los primeros que "caló" al Ex-Molt Honorable. El President Tarradellas no le fue a la zaga a Boadella es este sentido. Mientras en TV3 se retransmitió la martingala de uno del gremio de la estelada de apellido Albà y nombre Toni el mismo mes que renunció Juan Carlos I a la Corona y se proclamó rey a su hijo Felipe VI, somos muchos los que seguimos esperando la emisión de "Ubú President". Pero ¡alto! que como decía en esa obra de Els Joglars de Boadella el personaje del "Excels" (caricatura de Pujol), TV3 es su televisión y en su televisión "ara (ni mai) toca" nombrar o analizar asuntos escabrosos que tengan que ver con él. Para muestra un botón. En el Telenotícies del viernes pasado en horario prime time: minuto y medio para hablar del affaire Pujol con mas eufemismos que realismo; 6 preguntas al nuevo nº 2 Sr. Rull y solo una relacionada con la declaración de Jordi Pujol y 3 minutos dedicados a la llegada del musical Los Miserables a Barcelona. Cierto, miserable TV de gobierno ergo miserable TV pública.

Y todo era verdad. Sr Pujol y Sra. Ferrusola hay chonis e inmigrantes catalanes que han demostrado ser más honrados y más fieles a la verdad que ustedes que han hecho bueno aquel refrán de: Una cosa es predicar y otra dar trigo. Sí, Cataluña hoy es un poco más libre, más libre de quien durante años se la quiso apropiar y de quien quiso silenciar al discrepante del "oficialismo". Pujolisme y diría también CDC: bon vent i barca nova.

Sígueme en Twitter: @ang_guillen 

 

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
919
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR