e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

05 de Desembre de 2013

Soy constitucionalista

Mañana día 6 de diciembre se cumplirán 35 años en el que por inmensa mayoría cercana al 90 % de los votos, los españoles dijimos Sí a la actual Constitución. En Cataluña 2.701.870 catalanes (que formaban parte del 67.91 % del censo que participó), representando el 90.46 % de los votos también dijeron Sí. Apabullante.

Recordar esos resultados es recordar un pedazo muy importante de nuestra historia reciente que algunos intentan enterrar negando justamente lo que esa Constitución defiende en sus artículos 1.1: "España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político"; y 1.2: "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado". Si estos dos artículos no fueran ciertos y vigentes no duden que hoy en día ni estaríamos en la UE ni sería considerada España una democracia plena en los índices de calidad democrática internacionales como el que publica The Economist.

Se ha puesto de moda en Cataluña el concepto unionista para definir a los que, como yo, pensamos que nada bueno nos traerá la separación de Cataluña del resto de España y en consecuencia también de la Unión Europea. A mi ese concepto no me gusta pues remanece en sus creadores cierto tufillo interesado en compararlo con los unionistas irlandeses, comparación esta que considero indeseable.

Yo no soy unionista, yo soy legalista y para hacerlo un poco más cercano, más de aquí, yo soy constitucionalista. Sí, defiendo la Constitución y la defiendo porque tengo motivos históricos y jurídicos para hacerlo. Como todo en la vida es mejorable pero desde un punto de vista de rigor analítico puedo afirmar con absoluto convencimiento que esta Constitución nos ha dado a los catalanes y al resto de españoles, bajo el amparo de su ordenamiento jurídico, los 35 mejores años de libertad y progreso de nuestra historia.
Yo me considero constitucionalista porque no creo en los modelos de justicia hechos a medida para beneficiar a quien quiere hacer trampa. Me enorgullezco de ser constitucionalista porque hemos tardado muchos años en tener este régimen de seguridad jurídica y libertades en este país, el mejor de la historia vuelvo a repetir por si no ha quedado claro. Nunca los tuvimos antes, ni siquiera en la Cataluña tan cacareada por el nacionalismo-separatista (concepto que tomo prestado del último libro de Juan Carlos Girauta para definir a los que nos quieren llevar a Ítaca) anterior al 1714. Que no les engañen. La comparación no aguanta cualquier mínimo análisis de análisis científico-histórico. Como constitucionalista me duele el maltrato al que someten a menudo partidos de ámbito nacional español y los nacionalistas-separatistas. Pero como constitucionalista estoy convencido de la fortaleza de la misma, máxime si se llevan a cabo ciertas reformas necesarias. Como constitucionalista no olvido el consenso político que la albergó ahora hace 35 años y que, como escribía hace unos días Francesc de Carreras en El País, precisamente esta Constitución derrotó a los guardianes de la democracia vigilada que había en 1978 en España.

Sí, soy constitucionalista y no voté esta Constitución (argumento de Perogrullo el citar que no la ha votado de mucho nacionalista-separatista y también de mucho neocomunista que ahora reniega de la ejemplaridad de gente tan dispar en su momento como Carrillo y Fraga a la hora de buscar el consenso). Yo no la voté, tampoco Obama votó la de los Estados Unidos. Yo tampoco voté la Declaración de los Derechos Humanos y bien que creo en ella. Las constituciones por su naturaleza jurídica no pueden ser votadas por cada generación. Sí enmendadas para actualizarla y eso nuestra Constitución también lo permite. Y lo permite como lo debe hacer: buscando grandes consensos pues cambiar una norma de una constitución no es algo baladí, no es un real decreto, es algo muy serio que trastoca todo el reglamento jurídico.

Soy constitucionalista a sabiendas que hay artículos que desgraciadamente no se cumplen (no no hablo de una mala interpretación del 8, ni del 155). Me encantaría que se cumpliera el 35.1 por ejemplo en toda su máxima expresión. Pero no por ello quiero romper con esta Constitución, lo que intento es forzar su desarrollo. Aconsejo que lean el 35.1.

Soy constitucionalista porque fuera de la Constitución Española no hay nada. Hay el abismo, la república bananera, la anarquía y la insolidaridad. Esto es extensible a cualquier constitución de países democráticos de nuestro entorno como Francia, Alemania, Italia o más lejos como los EEUU. Todo esto sin menoscabo que la situación de Cataluña y España es mejorable. Tampoco caigamos en culpar a la Constitución de la crisis social, política y económica de nuestro país. Sería confundir las cosas. Citaba antes ciertas reformas constitucionales que ayudarían a mejorar ciertos aspectos pero muchos de los males de este país no son inherentes a una "mala constitución".

Es por ello que a diferencia del PSC que un día dice A y al otro B y que de tanto querer quedar bien queda mal con todo el mundo (sus votantes los primeros en darse cuenta), a mí no me avergüenza (como a los socialistas), salir el día 6 a las calles de Barcelona para hacer algo que resulta inaudito en los países que citaba anteriormente: salir a defender nuestra Constitución como garantía de convivencia, paz, libertad y progreso dentro de Cataluña, dentro de España y en consecuencia, dentro de la Unión Europea frente a los que nos quieren levantar fronteras y sacarnos de la UE. Sí soy constitucionalista y no de domingo porque viene Rubalcaba a verme. Lo soy desde el convencimiento absoluto los 365 días del año y los 366 de los bisiestos.

Acabo. Soy constitucionalista porque combatiré con mi argumentario a todo aquel que quiera meterle mano a cortar la libertad, la de mis amistades y conocidos, mi libertad que la Constitución de 1978 recoge. Por eso considero que el día 6 de diciembre debería ser el día de la festividad nacional española pues es el día que festejamos lo que nos une a todos españoles: la libertad.

¡Viva la Constitución!

Sígueme en Twitter: @ang_guillen

 

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
744
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR