e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

24 de Setembre de 2012

Los principados de taifas catalanes

Per llegir aquest article en català prémer sobre aquest link

La última moda entre los ayuntamientos donde los independentistas y nacionalistas catalanes gobiernan tras la creación de la Assemblea de Municipis per l'Independència (AMI), declararse moralmente excluidos de la monarquía, de la Constitución (curioso y paradójico lo de sentirse excluido de la Carta Magna que les otorga razón de ser a los ayuntamientos, como el pollo que moralmente se excluye del huevo que le vio nacer -delirante-) es presentar una moción en el pleno municipal para declarar a su localidad como Territori Català Lliure (TCL). El espectáculo justo acaba de comenzar y ya me atrevo a aventurar que tendremos tantos municipios AMI como TCL. Es lo que tienen las modas: que la mayoría, sin pensar por un momento si aquello está bien os está mal, se sube al carro vaya a ser que lo tachen de anticuado. Agradezco que como ciudadano de un ayuntamiento que casi con toda seguridad el próximo miércoles se sumará a esta "fiesta", esta moda no me cueste un euro, a diferencia de la AMI que se financia en parte con dinero público de los ayuntamientos adscritos.

Lo primero que le venía a uno a la cabeza es que con propuestas como estas se levantaba una frontera, te exigían pasaporte para entrar en el municipio TCL si venías del "territorio ocupado catalán" y fruncía yo el ceño meditando qué principio de autarquía salvaje debería haber en un municipio que se declara independiente de España a la espera que otro futuro estado que está por nacer (a estas horas que escribo y pese al revuelo machacón mediático todavía parece ser que no ha nacido), lo acoja en su seno. Como me temía la realidad me acercaba a aquella frase de la canción Insurrección de El Último de la Fila: "Pequeñas tretas para continuar en la brecha"

Esta suerte de brindis al sol consiste a grandes rasgos en declararse independiente de España e instar al Parlament de Cataluña a declarar la independencia de manera unilateral en menos de dos meses. En consecuencia, se trata de manifestar que no se sienten parte de lo que la neo-lengua nacionalista usa para definir a España: el Estado Español; pero declarando las leyes españolas como "transitorias" hasta que llegue el día de la "Salvación", el día que ataremos los perros catalanes con longanizas si nos atenemos a los números de los "expertos": el día de la independencia de Cataluña.

A mí me recuerda todo esto aquel anuncio de hace unos pocos años de una firma automovilística alemana en el cual un padre parece regalar un coche a su hijo y le explica el equipamiento y la tecnología del mismo. En realidad, se trata de una artimaña del padre pues le dice al hijo que cuidará del coche hasta que tenga 18 años. Se vende una falsa ilusión de no pertenencia a España mientras siguen vigentes las leyes españolas; hago que te regalo un coche pero lo conduciré yo muchísimo tiempo.

Pareciera como si los ayuntamientos catalanes que han aprobado ese tipo de mociones y los que las aprobarán próximamente hubieran empezado a emular a los reinos de taifas del siglo XI. Permítanme la licencia por la cual usando una terminología más precisa y dado que Cataluña nunca fue reino sería mejor llamar a estos territorios TCL como Principado de Taifas. Aprovechando la debilidad de un Estado que necesita una segunda transición urgente hacia, entre otros aspectos, un modelo federal se declaran "independientes" de él pero sin dejar de vivir de él, dicen mantener las leyes españolas de manera provisional pero su proclama viola algunas de ellas. Consiguen así el efecto que buscan: propaganda, autobombo con los medios públicos y concertados catalanes amplificando la onda expansiva de cara a engordar el principio de unanimidad por el cual parece que toda Cataluña es un clamor hacia la Independencia. Jugada maestra, más pan y circo en aras de meter más humo denso a la cortina que tapa la corrupción política, el rescate de 5023 millones de euros, el aumento del paro, los recortes en el estado del bienestar, la incapacidad de Artur Mas para mejorar los calamitosos números del Tripartito, las comisiones de investigación...ya lo decía Heribert Barrera, medalla de oro de la Generalitat a título póstumo que era más importante salvar Cataluña que la democracia. Yo aclaro "Su" Cataluña no toda Cataluña razón por la cual siguen el guión al milímetro.

Y ahí tenemos a estos alcaldes jugando a ser príncipes de su taifa ocupando espacios en la prensa y agasajados por sus correligionarios. Las taifas todos sabemos cómo acabaron so pena que algún historiador revisionista tan de moda entre el nacionalismo diga lo contrario: rescatadas, rescatadas por los almorávides ante el empuje cristiano y su escasa capacidad de acuerdo y entendimiento presas de su egocentrismo. En un momento de una crisis tan convulsa como esta la mejor manera de superarla es la del diálogo, la de buscar puntos en común y la de sumar sinergias. Las propuestas maximalistas y las martingalas como las TCL nos conducen a creernos falsamente que haciendo la guerra por nuestra cuenta nos irá mejor. La Segunda Transición que muchos reclamamos ha de ir en esa dirección en acabar de una vez por todas con la vertebración de España en un modelo federal y con una democracia más sana. Levantar muros ahora mismo va contra el signo de los tiempos, levantar muros nos hará fallar a todos a los de una banda y la otra el mismo. Hablando de muros, ya lo decía Pink Floyd en uno de los cortes del álbum The Wall (Hey You): "Together we stand, divided we fall".

Sígueme en Twitter: @ang_guillen

 

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
834
1
Comentaris afegits 
Willi (Barcelona) 24-09-2012 - 09:44
Para que todo esto tenga alguna credibilidad, propondra lo siguiente: que los ciudadanos de estos pueblos no paguen impuestos, ni el IRPF, ni el IVA, que se haga caja comn entre ellos, y que con ese dinero se paguen hospitales, colegios y carreteras...
TORNAR