e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

17 de Setembre de 2014

 

 

 

Este pasado martes hubo uno de los Debates de Política General más entretenidos y vibrantes que recuerdo en el Parlament. Seguramente periodistas que siguen el día a día de la actividad parlamentaria estos últimos años coincidirán o discreparán conmigo. Cada uno de los intervinientes dio titulares jugosos.

Para mí, lo más reseñable, lo diría Albert Rivera horas más tarde de producirse pero se constató -a tenor de lo que se cocía en las redes sociales y periódicos digitales- la traición de Oriol Junqueras a Artur Mas.

La primera intervención de Junqueras me pareció un circunloquio soporífero (que ya recordaba haberlo vivido 20 años atrás en la UAB), con su clásico tono de homilía para hablar de tradiciones Dios mediante. De esa media hora dos momentos que nos ayudará a entender la traición. El primero cuando Junqueras ofrece a Mas entrar en el Govern para blindar la consulta. El segundo cuando el líder de ERC echa en cara a los firmantes de la Declaración de Soberanía si no sabían que las instituciones del Estado no se lo pondrían fácil y que si ignoraban tal cosa no merecían la confianza de los ciudadanos.

No me sorprendió para nada la respuesta del President Mas. Al President se le nota, por poner un ejemplo muy gráfico, chamuscado con ERC. En efecto, como le hemos escuchado últimamente, Artur Mas se queja de que son ellos quienes están soportando el peso y el desgaste del "Procés" mientras que ERC tiene una posición muy cómoda. Artur Mas se ha cansado de ser como le ha dicho tantas veces Albert Rivera, el mejor candidato de ERC de la historia si hacemos caso al descalabro electoral de CIU en favor de ERC que vaticinan todas las encuestas. El problema para Mas es, al igual que la oferta hecha por ERC para entrar en el Govern , que llega demasiado tarde. El daño ya está hecho. Artur Mas no remontará salvo milagro la situación de CIU la cual por un lado se resquebraja entre CDC y UDC y por otro de CIU con ERC. Mas fue hasta cierto punto sarcástico cuando le preguntó a Junqueras que significaba blindar la consulta e incluso al insinuar que existen otras mayorías en el Parlament en un claro guiño a la "sociovergencia". El President sabe que entre o no a estas alturas ERC en el Govern no le soluciona nada, más bien sería la estocada final del abrazo del oso al que ERC ha sometido a su partido y a su gobierno.

Obviamente Junqueras se enfadó. Siempre he mantenido que Junqueras ha vivido muy plácidamente en el Parlament sin tener que remangarse para nada y que veríamos a otro Junqueras cuando le apretaran un poco, cuando se le pusiera realmente a prueba (eso también me es familiar). Ya lleva unos cuantos patinazos tales como su idea de paralizar la economía catalana una semana o llamar a la desobediencia civil. Su contrarréplica fue más agria y de tono más elevado. Tanto fue, que acabó su turno de forma algo maleducada sin ni siquiera dar las gracias. Se le vio quizás por primera vez descolocado ante Artur Mas. En definitiva, que Artur Mas parece que es consciente que él no puede ni debe saltarse las leyes y que no le va a hacer ese regalo final a Junqueras.

No recuperados del todo del toma y daca entre el President y el entre mucha comillas "Cap de l'Oposició" faltaba ver si Iceta iría a "buitrear", a ver si pescaba algo en ese río revuelto. Como no, Iceta extendió la mano a Artur Mas. Iceta es zorro viejo y es capaz de pactar hasta con el diablo por salvar los muebles del PSC. Ya lo hizo en el pasado y por qué no hacerlo ahora pensará. Juan Carlos Girauta escribió un duro pero directo artículo sobre él en ABC este pasado 7 de enero que recomiendo leer para entender lo que les digo. Si Junqueras estaba mosca, tras escuchar a Iceta yo barrunto que estaría moscardón. Noté buena sintonía entre Mas e Iceta y no descarto que tras la imposible celebración del referéndum independentista del 9 de noviembre la vía Iceta sea la elegida por Artur Mas para un casi utópico intento de llegar a 2016 con vida. Máxime cuando Iceta se vanagloriaba de que los socialistas están acostumbrados a perseverar en sus propuestas diría yo ad infinitum.

Esa posible sociovergencia no sería con consellers socialistas. Artur Mas explicó un baño de realidad cuando replicaba a Iceta que no es fácil entrar en el Govern ahora, ahora que la deuda es monstruosa, que los recursos son limitados. Ahora que según Mas no se llega a final de mes. Lejos de matizar quienes son los responsables del desaguisado el President tiene razón, gobernar ahora es un marrón muy grande, cosa de valientes. Por consiguiente, no sé si fue baladí la oferta cuando Artur Mas ofreció la cartera de economía a Joan Herrera. Suerte que este la rechazó pero más miedo me da la demanda a última hora de la tarde de las CUP para hacerse con ella. Eso no sería valentía, sería temeridad pura y dura e iríamos de Gautemala a Guatapeor.

Volviendo al principio para ir terminando. Rivera dijo que subían a la tribuna del Parlament para aportar propuestas porque C's quiere gobernar que no es lo mismo que entrar en un gobierno de CIU por motivos ya sabidos. Valentía. Ciertamente eché de menos soluciones a los problemas de Cataluña, a los que nos afecta cada día a los ciudadanos, a los relacionados con aspectos socio-económicos por casi todos los partidos. El Debate de Política General se centró demasiado tiempo en lo que anda centrada la política general catalana: en saltarse la legalidad vigente con un referéndum independentista disfrazado de eufemismos como consulta por el derecho decidir. La política catalana tiene muchos doctores que hacen diagnósticos pero tiene pocos buenos cirujanos que estén dispuestos a "operar" y solventar las hemorragias a los cuales le ofrezcan un quirófano para clavar el bisturí. Como decía una canción del desaparecido excelente grupo granadino 091: "faltan soñadores y no intérpretes de sueños".

Vamos sumando años perdidos embarrancados en cuestiones identitarias, de sentimientos y no sé cuantos trenes llevamos perdidos ya. En uno de esos trenes que metan al ministro Margallo para ver si de una vez por todas se dedica a hablar de cosas de su ministerio de Exteriores y no de política interior española de la cual se está convirtiendo en un experto en matar moscas a cañonazos para mayor gloria del independentismo más victimista. De Maragalladas a Margalladas. Solo nos faltaba esto ahora; eso y una convocatoria de elecciones precipitadas por la traición. Hastío.

Sígueme en Twitter: @ang_guillen 

 

 

 

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
956
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR