e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

21 de Març de 2013

Per llegir una versió en català premeu aquí

El barco no ha hecho nada más que zarpar y ya empieza a tener vías de agua. Ítaca hoy parece quedar un poco más lejos. El viaje que emprendió Artur Mas creyendo seguir casi un mandato divino está a punto de acabar de manera catastrófica para los ideólogos de tan alocada expedición. En efecto, toparse con la realidad, toparse con que uno no puede viajar sin haber resuelto previamente lo esencial es un craso error.

No sé si es pronto para aventurarlo pero sabiéndose perdido y próximo a lo que se conoce como cadáver político, pareciera que Artur Mas va a intentar acabar con mayor dignidad que su predecesor José Montilla. Si su antecesor la misma noche electoral en que se presentó por vez primera a la Presidencia de la Generalitat abrió la puerta a aquello que durante la campaña de 2006 negó (la reedición del Tripartito con ERC e ICV) y fue un mero títere incapaz de plantar cara a los desmanes republicanos; Artur Mas no tiene intención de ser comparsa de Oriol Junqueras aunque la cosa no iba por esos derroteros hasta la semana pasada sin ir más lejos. Da la sensación que el camarlengo al que me referí en mi último artículo vaya a dejar de ostentar el poder. Ya sostuve en un artículo de hace unas semanas que todo lo que toca históricamente ERC cuando está en el poder no acaba bien y la historia, tozuda como es en ocasiones, nos trae un nuevo ejemplo. ERC ha apretado tanto las tuercas a CIU, como lo hiciera con el PSC, que lejos de dar estabilidad da inestabilidad. Pienso que el propio orgullo de Mas pero también el de un partido hegemónico, ganador de todas las elecciones autonómicas celebradas desde 1980 en Cataluña les impide soportar el sonrojo de verse gobernados por ERC y por unas condiciones en la que parte importante de sus diputados no se sienten cómodos.

Mención importante a la coyuntura económica determinante sin duda en el aparente cambio de parecer. El baño de realidad de práctica quiebra de las finanzas de la Generalitat acumulando impagos diestro y siniestro, castigadas por un modelo económico que ha hecho aguas en el toda España y también por un desastroso legado del Tripartito en forma de deuda monstruosa, legado que ahora se tapa centrifugando el problema de las finanzas catalanas a un ahogo premeditado del Gobierno Central, ha propiciado lo que parece (yo todavía prefiero mantenerme expectante) un cambio de rumbo para volver a puerto el barco que iba a Ítaca...si es que no acaba de hundirse antes pues la reacción da la sensación de llegar tarde. Una maniobra de su capitán para intentar salvar a sus ciudadanos mientras aguarda ser el último en abandonar el susodicho barco. Mas quizás pasé a la historia como el presidente de la Generalitat que necesitó dos legislaturas de dos años para cumplir lo que normalmente se hace en cuatro años pero con la losa a sus espaldas de una gestión estéril en lo legislativo, especialmente desde septiembre del año pasado hasta hoy y fecunda en conflictos sociales a causa de los recortes y debates identitarios.

De consumarse el camino del diálogo como pregonaba Artur Mas a sus Consellers el pasado sábado - inmortalizado por el "Conseller de la Propaganda" Francesc Homs- y filtrado al subvencionado diario de cabecera del Govern, no cabe duda que asistiremos a un ataque furibundo calificado de alta traición por parte de ERC y del hasta ahora, muy tranquilo Junqueras. Ya lo dijo Anna Simó hace tres días: "Si CIU vira, ni ERC ni el país les seguiremos". Significativa la apropiación nuevamente de todo un territorio por parte de ERC quizás traicionados por el subsconsciente que manejó como nadie Jordi Pujol: "Cataluña era él y se atacaba a él se atacaba a Cataluña". Simó cree ahora que Cataluña es ERC. Los delirios soberanistas que no cesan.

Significativas también las ruedas de prensa de Marta Rovira las cuales ya denotan ese nerviosismo del que no controla la situación. Juegan a no hacerse daño CIU-ERC con el tema de los imputados y casos de corrupción que atañen en especial a CDC pero hasta eso tiene fecha de caducidad próxima. Los que hoy vergonzosamente hacen la vista gorda serán los que se lanzarán al ataque tan pronto CIU empiece a abandonar las posturas soberanistas maximalistas, a la que se abandone hacer la puta y la ramoneta entre CIU y ERC.

Aunque me resulta difícil que el diálogo que pedía Artur Mas empiece con buen pie vista la rueda de prensa que ha dado Oriol Pujol tras ser imputado por el caso de la ITV. Si apelar al juego sucio del estado, "al Madrid me tiene manía y por eso me acusa" es muestra de diálogo me parece a mí que el diálogo empieza con mal pie.

Diálogo serio, bandera blanca, ganar tiempo, peix al cove en pleno siglo XXI...No tengo un diagnóstico claro. Solo sé que cuatro meses después de las últimas elecciones al Parlament la sensación de inacción es total, que Artur Mas está en su ocaso, que ha perdido mucho tiempo, un tiempo que no tenemos; que ni hay presupuesto ni hay medidas reales para solucionar los tres mayores problemas de los catalanes según el CEO: desempleo-precariedad laboral, insatisfacción con la política y el funcionamiento de la economía. A los gobiernos hay que pedirles que gobiernen y que gestionen lo urgente primero, lo importante después y los delirios para los tertulianos de los medios generosamente subvencionados.

Sígueme en Twitter: @ang_guillen

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
636
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR