e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

04 de Gener de 2013

Per llegir la versió en català premeu aquí

Hoy, como adelantara este periódico en el día de ayer, se inaugurará a bombo y platillo una autovía que ya tenía que haber sido hecha en los años 90, justo cuando se ideó l'Eix Transversal. En aquel entonces la falta de insistencia del gobierno Pujol, la visión centralista y corta de miras que quieras que no también reina en Cataluña con Barcelona conectó una carretera que nació pequeña y muerta las ciudades de Girona con Lleida. Me atrevería a decir que como muchas de las infraestructuras que se han hecho en España supusieron un despilfarro de dinero para el uso que se les ha dado y en este caso para lo que ha costado la ampliación de la misma. Entiéndanme, ha sido más caro no desdoblarla cuando se creó sin contar lo peligrosa y mortal que ha resultado ser en algunos tramos.

Hoy la inaugurará Artur Mas aunque hace semanas que ya podría haber sido inaugurada pero a nuestro Presidente, al cual gusta y de qué manera ser el foco de atención, prefiere fijar un día ya pasadas las vacaciones de Navidad para de bien seguro, ofrecernos un discurso victimista echando la culpa a los de siempre, a los que tienen cuernos, rabo y tridente y de nombre Madrit (Madrid) de que esta obra no se hiciera en los 90 o que cueste lo que cueste con un peaje a la sombra sangrante. Mientras, usuarios como yo que pasamos este fin de semana por uno de los tramos de la nueva C-25 nos "comimos" un buen recorrido de conos. No se preocupen las fábricas de conos para señalizar tramos que con este gobierno tienen kilómetros de trabajo.

Ciertamente a veces habría que analizar sin apasionamientos patrióticos el porqué cuesta tanto hacer carreteras, autovías o vías de tren en Cataluña. Si realmente la culpa es siempre de los diablos mesetarios que nos tienen manía y no nos pueden ni ver o si en ocasiones nos convertimos en una auténtica torre de babel incapaces de llegar acuerdos entre nosotros mismos como catalanes en temas en que nos jugamos buena parte de nuestro desarrollo económico.

Indignado como estaba el domingo pasado por ese tramo de conos de una autovía que llega tarde tweeteaba con Xavier Rius a cerca de las obras que, como la B-40 (4º cinturón), llevo escuchando que se harían desde la noche de los tiempos y ahí siguen, sin realizarse. Yo creo que en esto de la obra pública la ocasión la pintan calva y cuando alguien propone hacerla no hay que mirarse tanto el ombligo y echarla para adelante, de lo contrario corres el riesgo de que te llegue una crisis como esta y te quedes como dice un viejo proverbio sin pan y sin perro por echar pan a perro ajeno. En otras partes de España han sido, en cierto modo, más hábiles y en ocasiones incluso demasiado como el caso de las autopistas radiales de Madrid. Yo que llevo viajando por Aragón, la Meseta, Levante y Andalucía desde hace más de dos décadas he visto como en otros lares no se lo piensan tanto como nosotros.

Para mí el caso más paradigmático de esto es el de la B-40 que citaba anteriormente. El tramo Vilafranca del Penedès - Abrera y el Terrassa - Granollers llevan años bloqueados porque un partido X dice que por aquí no, el otro que por aquí tampoco y los alcaldes de los pueblos afectados que sí y que no. Es decir, que entre nosotros mismos nos pisamos la manguera nos discutimos, el interés del Estado se marchita y ese posible dinero para tirarlo hacia adelante se va hacia otro lugar de España mientras nosotros nos aclaramos por dónde ha de ir una autovía tan necesaria como largamente reivindicada por amplios sectores económicos catalanes. Y que conste que como está el tema esto no se arregla ni con la independencia. Una autovía que ya en 1966, sí 1966 fue pensada para conectar las ciudades de la segunda corona de Barcelona y que en los 90 del siglo pasado empezó a tomar forma. Forma hasta que ICV y ERC se les puede considerar los principales culpables de que hoy en día para ir desde Martorell o desde el Vallès Occidental hasta el Valles Oriental o hacia Francia se tenga que colapsar la C-58 y tramos de la AP-7. Basta recordar como en los Presupuestos Generales del Estado de 2005 fueron retiradas dos partidas presupuestarias destinadas al 4º Cinturón a propuesta sine quanum de ICV para dar su apoyo a los mencionados presupuestos. Las cámaras de comercio y empresarios trinan pero los usuarios, trabajadores de mucho de esos polígonos industriales también. No se engañen, el transporte público es muy insuficiente y me atrevo a decir que jamás podrá sustituir al coche pues de polígonos industriales y de procedencia de los trabajadores hay innumerables combinaciones. Yo sólo les digo una, prueben a ir en transporte público desde el Vallès Oriental a la Zona Franca como hago yo cada día (en coche obviamente) o de Sabadell a Granollers a las 8 de la mañana y se darán cuenta que necesitarían unas 2 horas cada día en ida y otras dos en vuelta para llegar a su lugar de trabajo si trabajan en una zona industrial. Con la B-40 soy pesimista, creo que ni aunque viva 80 años la veré construida y ciertamente si no se construye no creo que la culpa sea en gran medida del gobierno central. Pueden leer la triste historia de este proyecto en este enlace.

¿Quieren más ejemplos de las constantes luchas intestinas entre partidos, colectivos ecologistas, sociedad servil y civil catalanas cada vez que se tiene que hacer un kilómetro de infraestructura?

El AVE. Nos quejamos y en parte no niego que con razón de la tardanza de unir Barcelona y Madrid con AVE, pero les invito a que tiren de hemerotecas y recuerden las discusiones que durante años mantuvimos en Cataluña por si el AVE debería entrar por Sant Cugat - Montcada hacia Barcelona, que si por el litoral, que si por Hospitalet. El tiempo pasando y la toma de decisiones demorándose. Ahora tenemos una crisis enrome y la finalización de la conexión de Barcelona con Francia permítanme que diga que está por mucho que digan organismos oficiales, Sine die.

Tres casos más entre los muchos que podríamos tratar y que por falta de espacio me dejo en el tintero.

  • A26 (Eix Pirinenc) que tiene el tramo Besalú -Figueres en contante oposición con alcaldes, campesinos y los de siempre que hay alguna obra pública de por medio: determinados colectivos ecologistas que se oponen por sistema a la construcción de cualquier infraestructura.
  • La A27 que debe unir Tarragona con Lleida vía Valls y Montblanc. Pues entre la crisis que ha medio paralizado las obras y las alegaciones del ayuntamiento de Montblanc ya veremos si un día los habitantes de Tarragona pueden ir a Lleida sin tener que pagar un peaje.
  • Y échenle de comer a parte a la A14, la autovía que tiene que unir Lleida con Vielha y que desde 2001 que empezó a reclamarse hasta hoy de los 95 kms (en principio iban a ser más pero se descartó la conexión con Francia por los problemas orográficos de la vall d'Aran) sólo hay hechos poco más de 15. Los problemas: los de siempre que unos quieren autovía y otros no y el tiempo irremediablemente vuelve a pasar.

Entiendo perfectamente el malestar de empresarios y cámaras de comercio en el déficit en infraestructuras que tiene Cataluña producto ya sea de rencillas entre partidos, ya sea desinversión por parte estatal o autonómica. Lo vivo a diario como profesional de la logística y el transporte internacional. En un país a la cola de Europa en cuanto al uso del ferrocarril como medio de transporte de mercancías, (ven este estudio del Ministerio de Fomento de 2010 y se harán una idea de la patética situación en la que nos encontramos) donde el 95 % de los transportes se hacen por carretera y en una CCAA como la nuestra fuertemente industrializada, con la potencia del Puerto de Barcelona y tierra de tránsito también de mercancías con destino u origen del resto de Europa hay que invertir en desdoblar carreteras, alejarse de modelos radiales que agilicen los tiempos de tránsito y todo esto sin dejar de apostar por el ferrocarril ya sea en la figura del Corredor Mediterráneo, ya sea modernizando los vetustos servicios de transporte ferroviario que disponemos en Cataluña. Les invito a que se paseen por la Calle A de la zona Franca en las intersecciones con las calles 4 y 6. Lo más parecido como me comenta siempre un compañero de trabajo al tren Bombay-Nueva Delhi.

En resumen, la crisis que afecta a toda España ha paralizado mucha obra pública que unido a los desacuerdos internos de nuestra clase política nos ha dado lugar a que a día de hoy realmente los kilómetros de carreteras desdobladas en Cataluña sean insuficientes para atender la demanda social y económica que se le supone a Cataluña. El ferrocarril como alternativa se me antoja ahora mismo una opción "futurista". Hoy se inaugura la "autovía" C-25. A partir de hoy el tramo AP-7 A-2 AP-2 desde Girona a Lleida irá más descargado sobre todo de camiones hacia/desde Europa con origen o procedencia al oeste de Cataluña lo que confirma una vez más que los ejes radiales no son ni de largo los mejores. Quizás, algún día, veamos el Ferrocarril Transversal que ideó Pasqual Maragall cuando era Presidente de la Generalitat y que ahora CIU ha aparcado por innecesario consiguiendo enojar al tejido económico de Igualada, Manresa y sus respectivas comarcas.

Queda tanto por hacer....

Sígueme en Twitter: @ang_guillen

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
1665
2
Comentaris afegits 
Sergio (Sant Andreu de la Barca) 30-07-2015 - 19:21
Es vergonzoso que entre Barcelona y Tarragona, los 2 puertos principales no haya una autovía de al menos 3 carriles construida por la Generalitat y libre de peaje y que desde la Generalitat no se permita la construcción de la A-7 negando permisos cada día
Sergio (Sant Andreu de la Barca) 30-07-2015 - 19:19
Añadir a todo esto los intereses de una clase política corrupta y de unas empresas y oligarquías que los tienen "controlados": Abertis, La Caixa, CiU... controlan que la AP-2 siga siendo la única vía en detrimento de una autovía (A-7) libre de peaje.
TORNAR