e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

09 de Gener de 2013

El acuerdo al que se llegó ayer tarde entre el fiscal y los encausados por el Caso Pallerols aparte de representar un auténtico Pacto (con el) fiscal es una nueva vuelta de tuerca a la ya hastiada paciencia del ciudadano. Una nueva tomadura de pelo más imposible de asumir. Si Cicerón viviera quizás nos diría un sonoro: "Quousque tandem, Corruptio, abutere patientia nostra?"

Cataluña, como el resto de España no es ajena a esta auténtica lacra que realmente amenaza a nuestra democracia debilitándola cada día hacia extremos peligrosos llamada corrupción política. Desde Cataluña miembros de partidos soberanistas y prensa afín se han jactado durante tiempo de que los casos de corrupción eran propios de allende el Ebro por aquello de "su hecho diferencial". Desde los medios de comunicación públicos y concertados (impagable esta descripción de buena parte de la prensa catalana que uso habitualmente del periodista y escritor Javier Montilla) se les ha dado más bombo a Gürtel, Camps, especulación urbanística en Levante etc...que a los casos de corrupción catalanes. De hecho, le reto querido lector/a a que me cite algún caso de corrupción que haya destapado un medio de comunicación catalán de "los que llegan al gran público" en los últimos 15 años. Se sorprenderá del resultado. Lo del Oasis Catalán es algo alejado de la realidad. La corrupción en Cataluña ha alcanzado el grado de "institucional". Aquel desliz de Pasqual Maragall del problema que tenía CIU con el 3% no fue por azar; como no fue por azar esta declaración de Jordi Pujol en que decía que no entraramos en los casos de financiación ilegal de los partidos porque todo hacia mala olor (realmente es escandaloso lo que dice, de auténtica república bananera). Como tampoco no es por azar el goteo de casos de corrupción en Cataluña. Nada es baladí cuando la coalición que nos gobierna (CIU) gracias a la vista gorda que ejerce su nuevo socio y quién realmente parece gobernar a la sombra (ERC), tiene a CDC por una parte con las escrituras de su sede embargadas por valor de la friolera de 3.3 millones de euros por presunta financiación ilegal mediante el Palau de la Música y por otra, el bochornoso acuerdo llegado ayer por el cual los imputados de UDC reconocen haber delinquido (cosa que negaban hasta justo ayer mismo) y devolviendo parte de lo sustraído quedan exonerados de pasar por prisión...vamos los que nos pasa a todos los mortales si hacemos lo mismo, ¿verdad? Pero no paremos aquí...podemos continuar con los casos que afectan al PSC como Pretoria y Mercurio. Con este panorama es normal que en el Parlament hayan tumbado el pacto anti-corrupción propuesto por Ciutadans pues con semejante panorama a ver qué partido se quiere hacer responsable civil subsidiario de tener un "chorizo" en sus filas y pagar por sus fechorías.

Junto a la corrupción hay otra gran amenaza a la salud democrática catalana: el incumplimiento de las sentencias y la legalidad vigente amparado por el efecto narcotizante de la ola soberanista en la que nuestros dirigentes ayudados de su aparato propagandístico nos quieren hacer surfear. Ejemplos: el incumplimiento de la sentencia del Estatut emitida por el TC, la incitación desde ciertos ayuntamientos a la insumisión fiscal contra el estado, las arengas de la CIU más radicalizada a que no habrá Constitución ni leyes que paren sus deseos... insensatas acciones todas ellas que proyectan sobre el ciudadano un caldo de cultivo por el cual se dé rienda suelta a imitar a sus dirigentes y se les incite a delinquir con el comodín de que, si sus dirigentes no son condenados por corrupción y por no cumplir las leyes, ellos como ciudadanos no van a ser menos. La cordura se está escapando peligrosamente y puede no tener vuelta atrás si no reaccionamos pronto. ¿Cómo pedir responsabilidad a la población si quiénes nos dirigen no la ejercen y predican con el ejemplo? ¿qué temerario mensaje lanzan clase política y judicial a la ciudadanía con todo esto? Una cosa es predicar y otra dar trigo parece dilucidarse.

Luego está la variable de la lentitud de la justica. Que un caso que empieza a remontarse a 1994 y que destapara Xavier Rius en las páginas de El Mundo en mayo de 1997 sea juzgado, bueno ni eso, sea pactada la no celebración de juicio más de una década después es inaceptable y su final un bofetada sonora a la decencia democrática y como decía anteriormente un mensaje falto de respeto hacia el ciudadano. Ya es norma, el Caso Treball también tardó una eternidad en juzgarse.

Volviendo al bochornoso pacto de ayer ¿Las responsabilidades dentro de Unió quién las asumirá? En el año 2000 Durán i Lleida admitió que dimitiría si se demostraba la financiación irregular de su partido. A la medianoche del 8 al 9 de enero en que me hallo redactando este artículo no me llegan noticias de su dimisión y ciertamente sería una sorpresa mayúscula que lo hiciera. Lo que hizo en su día fue seguir el manual del buen partitócrata en estos casos resumido en un: "las acusaciones son producto de que el profesor me tiene manía y van a por mi". Otros partitócratas, como ya he escrito en el pasado, prefieren la fórmula para desviar la atención y reafirmar su inocencia de "si me atacan a mi atacan Cataluña" (o España o Sabadell o lo que gobiernen). La dignidad en la política catalana y en la del resto de España es rara avis que se da en pocas excepciones. Eso sí, quién ya parece mover ficha para forzar responsabilidades a UDC es ERC. ERC, haciendo gala del enorme cinismo y hipocresía con los que defiende al gobierno Mas frente a cualquier eventual ataque de la justicia no ve con malos ojos que el desenlace del Caso Pallerols pueda llevarse a uno de los principales escollos en su camino soberanista como es Durán. Ayer la nº 2 de ERC, Marta Rovira, pedía en su cuenta de Twitter responsabilidades políticas a UDC. Decía: "Un partit que admet finançament irregular amb fons públics ha d'exercir les responsabilitats polítiques corresponents". Una ocasión tan clara para deshacerse de Durán no van a encontrar y dudo que ERC no la aproveche, eso sí, mientras calla con los recortes que antes denunciaba, con los escándalos de la sanidad pública catalana, con el caso ITV y con el caso Palau. También tengo la seria duda si las responsabilidades en lugar de ser Durán fuera a Mas serían igual de vehementes.

La partitocracia en la que vivimos se ha apropiado indebidamente de la democracia. La corrupción y la demagogia-victimista contra el rival son sus señas de identidad. Su táctica parece ser querer vencer al ciudadano por agotamiento y resignación. Miren lo que decía el "Conseller de la Propaganda" Francesc Homs, tras ser preguntado por los pitos a Artur Mas en el partido de futbol Catalunya - Nigeria del pasado día 2: "nos pitan pero luego nos votan" ergo en el nuestros votos está la posibilidad de escoger opciones más transparentes que aporten aire fresco o seremos títeres en manos de partitócratas que no tienen intención alguna de cambiar su modus vivendi el cual llevan 30 años alimentando. Yo me niego a resignarme y no dejaré de indignarme ante vergüenzas como la corrupción que nos devasta.

Sígueme en Twitter: @ang_guillen

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
582
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR