e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

05 de Mar de 2014

Cansancio soberanista

Dicen los que lo han padecido que cuando estás agotado en el desierto ves espejismos y comienzas a hacer soliloquios repitiéndote una y otra vez lo que ya ibas diciendo. Se roza el delirio. A cierto grado de agotamiento está llegando la burbuja independentista. Que estallará por colapso hace tiempo que lo mantengo. La frustración que conllevará todo ello lo que más me preocupa como algunos de ustedes ya me habrán leído alguna vez.

Hace semanas que vislumbro un cambio de tendencia tras un periodo que el nacionalismo separatista ha dejado de avanzar para estancarse y sin solución de continuidad ir retrocediendo. ¿Qué nos ha llevado a ello? El sentido común. ¡Qué sencillo! ¿Verdad? Sí y no.

El nacionalismo de corte separatista creció estos años auspiciado por una de las mayores crisis económicas que hemos conocido en España con denominadores comunes en todo el territorio nacional desde Cataluña hasta Andalucía y desde esta hasta Galicia. En menor o mayor grado la crisis financiera, la burbuja inmobiliaria y la crisis de liderazgo político han sido un caldo de cultivo para que los chamanes de la tribu hicieran su agosto. En efecto, como sucede tristemente en la vida cotidiana, cuando la medicina convencional no nos da soluciones a nuestros problemas somos proclives a escuchar cantos de sirenas de "curanderos" que prometen sanarnos si les creemos...y pasamos por caja. Extrapolándolo a la política catalana, la crisis económica ha llevado a un nutrido grupo de personas a abrazar por un momento las teorías independentistas de que Cataluña iba a ser la Tierra Prometida. Solo hacía falta creerles. No nos explicarían el cómo lo harían de hecho siguen sin explicar de forma clarividente que pasaría el día después y el otro y el otro y el de más allá. Eso no importa vaya a ser que les descubran el engaño. Lo que les importaba era el cuánto...cuantos les seguirían.

La realidad se ha vuelto tozuda: por activa y por pasiva los máximos representantes de la UE así como expertos que han trabajado y trabajan en ella repiten una y otra vez que en caso de secesión del resto de España los catalanes nos quedamos fuera por un periodo indefinido y esto empieza a ser asumido y reconocido por algunos de los actores principales del proceso secesionista. Hace pocas semanas Josep Borrell con una tranquilidad y una pedagogía encomiables espetaba a la periodista estrella del soberanismo y mejor pagada de Cataluña que toda la leyenda urbana creada por el nacionalismo entorno a las balanzas fiscales, sea el tope de solidaridad de los länders, sea los 16000 millones al año de "expolio fiscal" son falsos. El gobierno de Rajoy encarga, tarde pero nunca es tarde si la dicha es buena, a un equipo liderado por Ángel de la Fuente la elaboración de las famosas balanzas fiscales que ayudará a entender más si cabe cuan grandes son los pies de barro del discurso económico nacionalista, Cataluña tiene su principal mercado en el resto de España y de ahí que las grandes patronales y los empresarios más importantes dan la espalda una y otra vez al proceso soberanista y así cada día más y más baño de cruda realidad que va volviendo a la población a confiar en la medicina convencional, aunque sea lenta es segura ante quimeras de incierto final. Eso sí, habrá que ver cuál será el mejor tratamiento que de veras sane lo que realmente preocupa a los catalanes según las encuestas y que no es precisamente la independencia de Cataluña.

Están cansados, no exhaustos, de ahí que los recursos que les quedan a los nacionalistas separatistas no es otra cosa que el pataleo, el victimismo más exacerbado y continuar repitiendo, a falta de otros, los mantras que les han llevado a creer que lo tenían hecho. Por decirlo de otro modo, continuarán haciéndose trampas al solitario creyéndose los campeones mundiales del popular juego de cartas. A los que desde el inicio denunciamos las patrañas nos decían que practicábamos el discurso del miedo. Hoy se ve que el discurso del miedo empezaba por un viaje a Ítaca. En definitiva, han entrado en un bucle que les llevará al colapso al cual me refería al inicio de este artículo.

Las dudas afloran en el bando de los que nos quieren sacar de la Unión Europea vía secesión. Son incapaces de pactar un programa conjunto, ya no digo una lista conjunta de cara a las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo. Luego sus propias listas reflejan esas dudas: CIU prescinde de Sedó para que vaya Tremosa gran exponente propagandista de la demagogia soberanista. ERC ficha a Ernest Maragall como número dos. ¿Qué decir de Ernest? Lean el último artículo de Xavier Rius.

Y la mayor de las dudas: saben que no habrá consulta el 9 de noviembre pero siguen con la matraca de que se hará como si tal cosa.

En consecuencia, sin apoyos internacionales (Artur Mas solo ha recibido negativas y fracasos en sus múltiples viajes por el mundo en busca de apoyos al "procés"), sin apoyo de las grandes cúpulas empresariales, con las encuestas que reflejan el estancamiento del frente nacionalista separatista, con voces de reconocido prestigio que cada día son más numerosas que rompen su silencio para indicar que el "procés" no es el mejor camino, cuando se destapan las falsas sentencias de La Haya que dejan en evidencia por embusteros a Rahola, Barberà o el juez Vidal, con el mito del "Espanya ens roba" y del expolio fiscal totalmente desarticulado intelectual y científicamente, sin otros mayores argumentos que elaborar la enésima ginkana por parte de la ANC o radicalizarse hacia posturas que todavía les irán ir a peor y donde la centralidad de la sociedad catalana no les seguirán, con todo esto y más el nacionalismo separatistas da muestras de cansancio y repliegue. Los medios de la propaganda no obstante no cejaran en su empeño de decirnos que el rey va vestido pero cada vez son más los que ven que el rey va desnudo integral. Dirán que son los campeones del solitario pero mientras les vemos hacer trampas una y otra vez de forma escandalosa. La burbuja cada día más cerca de explotar. Me inquieta la enorme frustración innecesaria del día después. La intensidad de esta dependerá de la calidad de las alternativas al discurso independentista y es ahí donde está el gran reto, la gran altura de miras y la política con letras mayúsculas. Veremos.

Sígueme en Twitter: @ang_guillen

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
627
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR