e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

22 de Febrer de 2012

Artur Mas y sus cortinas de humo

Hace pocos días visioné la película rodada a finales de los años 90 del siglo pasado Wag the dog, traducida en España como Cortina de humo.

Fue la noche antes de que el gobierno de Artur Mas anunciara un nuevo recorte del 3% (ese 3% que tan famoso hizo el "desliz" de Pasqual Maragall no, otro algo diferente) en el salario de los funcionarios de la Generalitat.

Justo el día anterior al visionado de la película, CIU, con el apoyo del PP, sacaba adelante los presupuestos de la Generalitat para el 2012.
Y entonces a modo de cóctel, introduje todos estos ingredientes descritos en los párrafos anteriores en mi coctelera mental, los agité bien y me dije: "a ver qué sale". Y me salió un cóctel con poco cuerpo, grisáceo, volátil: un cóctel de humo. Un humo que conforma la gran cortina que el gobierno de Artur Mas parece querer vendernos para legitimar cada vez más su "Construcció nacional" y su "Transició nacional" y recabar de este modo adeptos a sus tesis.

Resulta difícil poder explicar cómo es posible que se aprueben unos presupuestos y al cabo de dos días se recorte un 3% a los funcionarios. Quizás una explicación sea que el presupuesto no se ha hecho correctamente o...que se quiera crear una cortina de humo, a modo de forzar situaciones emocionales en el ciudadano catalán para recibir réditos y apoyos a la causa, tapando y desviando de este modo la atención sobre ciertos recortes injustos que atacan al núcleo duro del estado del bienestar que son justo las partidas presupuestarias que deberían ser las últimas en recortarse.

En efecto, en poco menos de dos meses hemos asistido a dos episodios lamentables - de república bananera lo calificaría sin riesgo de que me llamen paladín de la hipérbole- relacionados con los funcionarios: la retención del IRPF de una nómina que no habían cobrado en el mes de diciembre y ahora esta rebaja en su salario. Todo bien elaborado, con una estrategia muy bien planteada. No es improvisación en absoluto. El gobierno de Artur Mas crea una auténtica cortina de humo denso con una argumentación clara: pretende inculcar a la consciencia de los catalanes el hecho que sin su "Pacte fiscal" estos episodios son inevitables porque Cataluña no dispone de los recursos económicos suficientes (debido a la mala financiación) para hacer frente a sus gastos corrientes pese a generarlos de sobra. Para CIU si tenemos pacto fiscal entonces podremos pagar a nuestros funcionarios, podremos tener mejor infraestructuras y mejor bienestar social. Todo parece muy comprensible, propicio a generar cierta empatía con el "pacte fiscal" si no fuera porque realmente el problema de fondo no es tener ese pacto fiscal sino el malgastar el dinero en cosas prescindibles y en recortar en las imprescindibles.

No niego la mayor por la cual creo firmemente que Cataluña necesita una mejor financiación junto a unos sistemas de solidaridad interregional entre los distintos territorios de España más justos. Pero a lo que voy: el gobierno de Artur Mas con la aquiescencia del Partido Popular catalán personificado en ese "Goya a la mejor actriz de la política catalana" Alicia Sánchez-Camacho, no puede pretender ahorrar 180 millones de euros con el recorte a funcionarios y dilapidar casi 200 millones de euros como lo han hecho el gobierno Tripartito en su día, el actual de CIU y el ayuntamiento de Barcelona, en la paranoia de querer tener una aerolínea de bandera ahora que ningún país occidental la tiene tal y como ha resultado ser el caso Spanair. No se pueden sostener 386 millones de euros a subvencionar medios de comunicación públicos y recortar en educación cerca de 240 millones de €. No se puede mantener una estructura como los consejos comarcales que nos cuestan 560 millones de euros al año y recortar 432 millones de euros en sanidad. Recortar hay que recortar y es evidente, pero dejando lo más básico para el final y lo básico para CIU y el PP que son quienes han aprobado estos presupuestos es la "Construcció nacional".

2500 millones de euros en los presupuestos 2012 para fomentar la "Construcció nacional" contra más de 700 millones de euros en recortes en sanidad, educación y políticas sociales. Y el Partido Popular de Cataluña, con la Sra. Sánchez-Camacho al frente, que ahora interpreta a la perfección el papel de veleta que se mueve allá hacia donde va el viento, sabía muy bien lo que votaba y es corresponsable de estos presupuestos también por más que se haga ahora la dura, la despistada, la entendida y las tres cosas a la vez. Por más distracciones que nos quiera plantear CIU para subirnos a su carro no debemos caer en ellas. su humo se disipa rápido al leerlas cifras que han ido saliendo en este artículo. Todo esto me lleva a escribir la siguiente afirmación que sé que no gustará a muchos lectores pero sería una hipocresía por mi parte no hacerlo: El nacionalismo es crisis y no nos va a sacar de la crisis con este tipo de políticas.

Sígueme en Twitter: @ang_guillen

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
878
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR