e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

20 de Març de 2015

Hace tres años escribí un artículo en este mismo medio en el cual daba mis claves del porqué de la derrota de Javier Arenas cuando las encuestas le daban la mayoría absoluta. A modo de pequeño resumen vine a decir que en Andalucía ha reinado todos estos años un "primo hermano" del PRI mexicano encarnado por el PSOE. Un PSOE que dentro del mundo rural andaluz, de enorme peso demográfico, tiene un entramado municipalista que ha servido en cierto modo para mantener una red casi caciquil de voto cautivo. En aquel mismo artículo dije que el PP erró al presentar a Arenas como candidato. Estoy bien seguro que con otro candidato y en aquel momento de debilidad del PSOE y con un PP que cotizaba alto hubieran ganado la mayoría absoluta, la única manera, por aquel entonces, de gobernar Andalucía a falta de otras alternativas a PSOE e IU. No me mostraba muy optimista sobre el futuro de Andalucía por la falta precisamente de una tercera vía alternativa a los partidos de siempre y transmitía la resignación de muchos andaluces que conozco ante ese panorama tan desolador.

Afortunadamente este domingo el panorama que se presenta es bien diferente. Las encuestas muestran la pujanza con la que pueden entrar al Parlamento Andaluz dos nuevas formaciones que de alguna manera van a ser decisivas también en la conformación del mapa electoral español de los próximos años: Podemos y Ciudadanos. Es el fin, por fin, del bipartidismo andaluz dado que en Andalucía, exceptuando los tiempos en que IU era dirigida por Julio Anguita, este partido ha sido muleta del PSOE y no le ha importado gobernar con ellos pese al tufo de casos de corrupción y de mala praxis política tan evidente.

Cientos de miles de andaluces van a decir el 22 de marzo basta. Basta de tomaduras de pelo, basta de promesas incumplidas, basta de estar a la cola del desempleo en España, basta de partidos manchados por la corrupción política y basta de un PSOE que se sirve de Andalucía para servirse como partido que no para servirla. Basta. Si Javier Arenas en 2012 no podía representar la imagen de regeneración que Andalucía necesitaba por la enorme mochila que le suponía la propia marca de su partido, sus tres derrotas electorales previas a ocupar el Palacio de San Telmo y su imagen ligada al señoritismo andaluz; Susana Díez representa claramente la imagen de lo que ha sido el PSOE andaluz durante 33 años: una verdadera máquina de colocación de personal y un verdadero ascensor laboral. Susana Díez es una persona del partido, que sólo ha trabajado en el partido y que no se le conoce otra labor ni ningún logro que no sea haber sabido estar en el lugar y momento oportuno en un PSOE que de desquebraja. En efecto, Díez no tiene credibilidad para muchos andaluces y eso se traduce en unas encuestas, que sí, son solo encuestas, otorgan al PSOE sus peores resultados electorales de su historia en Andalucía.

Por consiguiente, en Andalucía, al fin, ha llegado la hora de pasar de la resignación a la acción, de que los andaluces que conozco y otros que no conozco pero me consta piensan igual, dejen de avergonzarse cuando ven que les gobierna el gobierno del caso de corrupción más grave de la historia de España: el de los ERE. Cuando notan que les gobierna el gobierno de la CCAA que cerró más de 10000 empresas en 2013. Cuando observan que con una arrogancia desmesurada Susana Díez habla que no le va a temblar la mano contra la corrupción pero los imputados Griñán y Chaves los ha mantenido en sus escaños. El PSOE, este PSOE que ha sido incapaz de renovarse y solo ha sido capaz de vivir del momio que hábilmente ha tejido a costa de la buena voluntad de muchísimos andaluces ya no es para nada creíble. Demsiadas promesas incumplidas.

En Andalucía se percibe en el aire que se busca el cambio. Aíre de azahar que se respira en tantos lugares de aquella región comienza a entrar con fuerza, aíre naranja. Ciudadanos representa esa tercera vía que en 2012 yo reclamaba para Andalucía y Ciudadanos promete ser la gran sorpresa para algunos (para mí obviamente no) de la noche electoral. Ciudadanos recoge el voto de aquella Andalucía que cree en sus posibilidades, que emprende, que quiere dejar de estar a la cola del paro y a la cabeza de la corrupción política, que quiere volver a recuperar la ilusión, el positivismo y la alegría, valores universales tan arraigados en aquella tierra. Recoge el voto que los ciudadanos habían prestado esperanzados a PSOE y PP y que obviamente les han defraudado.
Deseo, porque convencido estoy que lo merecen los andaluces, el 22 de marzo sea el principio del fin de una manera ineficiente de hacer política durante 33 años y el principio de un cambio que transformará a mejor Andalucía a corto y medio plazo . Espero no equivocarme.

Sígueme en Twitter: @ang_guillen 

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
782
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR