e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

19 de Maig de 2011

Modificación en el horóscopo

Cuatro siglos de racionalismo manifiesto en nuestra filosofía, tres siglos desde la Ilustración, doscientos años desde la revolución, un siglo y medio de avances científicos intensos y de libertad de expresión; y en Occidente, sigue habiendo prejuicio y superstición. El pensamiento mágico sigue muy presente, bien lo saben los que cada día publican en sus periódicos el horóscopo, una de las secciones más leídas. Pero estos días hemos dado una nueva campanada en este sentido, he quedado anonadado y patidifuso ante la reacción multicanal que ha tenido esa supuesta modificación en el horóscopo que nadie parece acatar. Pues a quién le dijeron ser piscis dice que seguirá siendo piscis. Vamos que como uno es del Barça, se llama Pepe y es rubio; pues también es piscis. La repercusión de tal modificación ha aparecido en todos los telediarios, y no en una sección de ocio y miscelánea. Ha aparecido en tercer, cuarto o quinto lugar entre el resto de noticias de este pasado fin de semana.

Que la calidad de los telediarios lleva años en horas bajas y el tiempo dedicado a noticias importantes ha caído, al menos  en cantidad, no es ningún secreto. Ha sido un proceso imparable. Los sucesos aparecen en el minuto nueve del telediario y no menos de tres de ellos por boletín, la información de tráfico está sobredimensionada y la del frío en invierno y el calor en verano se alarga de manera que acaba dando dolor de cabeza. Tanta obviedad durante tanto tiempo siempre lo provoca. Pero este fin de semana con la modificación casi legislativa en el horóscopo hemos dado un salto de rana, que hoy se puede ver como cosa nimia pero que a mí me parece algo muy significativo. De entrada a mi me ha reforzado la percepción de que la humanidad avanza a pesar de una importante cantidad de personas que siguen en las mismas trampas mentales que en el Medievo o antes. Puede dar la sensación que el conocimiento no se ha transferido a través de los siglos y milenios, y puesto que éste no se transfiere a través de los genes; lastimosamente para el sueño lamarckiano, sólo puede transmitirse mediante la tan mencionada (para todo) educación.  Cuatro siglos de racionalismo, tres siglos de empirismo y seguimos pensando que hay una relación mágica entre los astros y nuestro destino predeterminado. Nuestro destino lo forjan nuestra voluntad y nuestra circunstancia. Ninguna relación causa efecto se establece entre los astros y nuestros avatares cotidianos. Siento, yo también, dedicarle tanto tiempo a una obviedad.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Men閍me

Twitter

Facebook

Enviar a un amic  
986
0
TORNAR