e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

29 d'Octubre de 2011

Miedo a contratar

Miedo a contratar

Hay algo que un mando sindical en este país nunca parece entender. Y es que, ante los intereses, los argumentos siempre caen en saco roto por evidentes que sean. Es el refrán de siempre algo modificado: "Por interés no te entiendo Andrés". Nuestra economía no crea empleo por una serie de cuestiones estructurales, así que es cierto, que sólo con una reforma laboral que flexibilice nuestro mercado no es suficiente. Pero es condición indispensable.

Si nuestra economía realiza los ajustes destruyendo empleo es porque no hay forma legal de adaptar las capacidades humanas a un contexto de crisis económica, y la única salida al final es el despido, sea en caso de cierre empresarial o sin llegar a él. Tenemos esa rigidez porque tenemos unos sindicatos que en nada se parecen a los alemanes, los nuestros rechazan unos convenios más adaptables a cada empresa y a la productividad. Nuestros sindicatos aún defienden seguir indexando los salarios al IPC y eso hace imposible destruir menos empleo en una crisis como esta. Y seamos claros, nuestros sindicatos tienen casi capacidad legislativa sin haber sido elegidos por todos. Algo heredado del franquista Sindicato Vertical. Hasta aquí poniendo el acento en el por qué nuestra economía destruye más empleo que otras del entorno.

La clave para generar ocupación está en el miedo a contratar. La complicación administrativa y de gestión, el riesgo que supone a la hora de emprender, las altísimas cotizaciones sociales que suponen un impuesto sobre la creación de empleo y la tan mencionada negociación colectiva; generan un auténtico pánico a emplear. Contratar es más difícil y costoso de deshacer que casarse. Y en el mundo de las empresas la agilidad es imprescindible para la supervivencia. Ante la más mínima duda de un empresario o autónomo sobre si necesita a alguien más, vistos los riesgos, la decisión siempre será que no, mientras el peligro sea tan elevado. Todos sabemos que emprender es asumir incertidumbres, de mercado, de crédito, patrimoniales y también personales. Lo que no puede suceder si queremos salir de este hoyo, es que contratar sea el mayor riesgo que un emprendedor se encuentra en su actividad. Así que, toda reforma laboral que no ataque el meollo de la cuestión fracasará. Como la última. ¿En qué atacó el miedo a contratar?

Que cualquier cosa sea mejor que emplear a alguien, como trabajar más horas, que la empresa no crezca o preferir ganar menos es fatal para nuestra economía. Todos sabemos que la principal consecuencia del miedo es la parálisis y se dice frecuentemente que el miedo es libre, quizá para combatirlo sea necesaria mayor libertad laboral.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Enviar a un amic  
1362
0
TORNAR