e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

15 de Mar de 2012

Eurovegas vice (castellano)

¡Ah! ¡Vicio! ¡Juego! ¡Droga! ¡Prostitución! ¿Da miedo eh? Este es el argumento más derechista y moralista que la izquierda local usa contra el proyecto Eurovegas. Tampoco es novedad usar el medio ambiente como excusa reaccionaria contra la prosperidad y la libertad humana y de empresa. Lo que pasa es que, como siempre, la izquierda más religiosa tiene un problema de percepción de la realidad económica. Es lo que tiene vivir sumergida en la misa panfletaria.

La izquierda extrema cree que esto es el primer mundo. Y lo cree aún, porque si no es así su discurso sobre los pobres no se aguanta. Los pobres del mundo se han puesto a trabajar, competir, vender y ahorrar; eso que detesta la izquierda. Los llamamos emergentes pero son emergidos. Y aquí, en lugar de querer sacar partido a nuestras fortalezas económicas, nos dedicamos a decir "¡Eurovegas No!". Aún creemos que somos ricos y somos bobos. Lo debemos todo. Somos pobres. Y los países pobres no se niegan a recibir inversiones millonarias.

En este país siempre hace falta recordar obviedades. El sector más competitivo de nuestra economía, nuestra fortaleza hasta el día de hoy, ha sido el turismo. Un sector frecuentemente infravalorado con expresiones como "turismo de borrachera" y que si no fuese por su actividad esto ya sería Eritrea. Resulta que el Sr.Adelson hace una oferta para instalarse aquí. Y la oferta no es sobre algo que no tenga que ver con el país, todo lo contrario, es sobre lo que sabemos hacer mejor: recibir gente y que se vaya contenta. Somos competitivos en el sector que representa Eurovegas.

En el trasfondo de esta crisis y de nuestro nivel de sobreendeudamiento tenemos nuestro eterno problema de competitividad. Y hay que recordar que el principal producto que exporta Catalunya es el turismo. Es nuestro petróleo y en lugar de cuidarlo, el discurso en muchos medios es el rechazo frecuente.

Algunos opinadores habituales, muchos de los que apostaron por el desastre de la operación Spanair, ahora nos dicen que Eurovegas no nos conviene. Creo que ellos no lo saben, pero usan un argumento neobolchevique. Dicen: "No queremos ser Las Vegas ni Miami, queremos ser Houston o Boston" Y se quedan tan anchos. A este paso seremos Jartum o Niamey. En este país no sólo tenemos planificadores económicos en la clase política. Este instinto soviético también lo tienen algunos "creadores de opinión". Nos hablan del "modelo" y así se hacen los eruditos. Se creen que la economía competitiva nace en los despachos de la burocracia, de un cerebro colectivo que lo dirige todo. La economía competitiva la crean los agentes que arriesgan, los individuos y las empresas. Si los dejan en paz, claro.

La necedad más bárbara que he oído es que "el modelo Eurovegas nos ha llevado a la crisis". No se han enterado de nada. La crisis nos la ha traído la falta crónica de competitividad de nuestra economía y el crédito barato que disimulaba nuestras deficiencias y nuestra descapitalización, no el sector más importante de nuestra economía. Todos queremos una economía de más valor añadido e industrial pero eso no excluye que sigamos profundizando en lo que ya somos competitivos. Resulta que con los excedentes que dejaría Eurovegas se podrían iniciar y reforzar todo tipo de iniciativas empresariales. ¿Hace falta recordar que la revolución industrial fue posible gracias a los excedentes comerciales agrícolas?

El señor Adelson ha visto un negocio aquí. Dejémosle hacer. Sabe mejor cómo tener éxito que los políticos y los opinadores que tanto charlan y no han creado un puesto de trabajo en su vida. El misterio es: ¿Qué ha visto este señor para querer invertir en un lugar tan zumbado y decadente como este?

Quizá el argumento más serio en contra de Eurovegas es el que denuncia las excepciones legales que pide el señor Adelson para instalarse. Ningún liberal puede estar a favor del privilegio en la ley, pero algunos tenemos la esperanza naíf de que las excepciones que demanda se generalicen. Eurovegas aún no ha llegado pero ya nos ha traído algo positivo. Ha puesto de manifiesto que nuestro marco legal: laboral, municipal y fiscal; no es apto para la inversión. Algo que muchos tenemos claro desde hace tiempo.

Somos pobres en buena medida por culpa de nuestras leyes ineficientes y tocapelotas. Ahora ponemos pegas a Eurovegas, también en nombre de las leyes indígenas. Esta incompatibilidad de las normas con la prosperidad debería ser motivo suficiente para cambiarlas. Pero ya se sabe, si se deja hacer a la iniciativa privada, los políticos pierden poder... ¡Y eso no puede ser!

Si las dimensiones de Eurovegas son las citadas, dejaría un paro crónicamente bajo en la provincia de Barcelona, es decir en Catalunya. Y eso quiere decir: prosperidad crónica. Nos llenamos la boca con que el Aeropuerto de Barcelona-El Prat debe ser un hub internacional; y para eso, es necesario que haya demanda. Eurovegas en este sentido es la oportunidad que tanto hemos deseado. Dicen que Madrid tiene más posibilidades, esperemos que no sea así. Pero hace falta decir algo, en Madrid la opinión contraria no ha sido tan fuerte ni ha estado tan presente como en Catalunya. Y eso, los observadores de Las Vegas Sands también lo tendrán en cuenta. El rechazo aquí ha sido mucho más intenso.

President Mas: ánimo. Muchos estamos con usted y queremos que se deje la piel en conseguir que Barcelona sea la sede de Eurovegas. No se permita perder la motivación por culpa de aquellos que han dejado la Generalitat en quiebra y han dejado la Agència Catalana de l'Aigua y el Institut Català del Sòl para demolición. La izquierda planificadora en general no puede dar lecciones económicas y la izquierda catalana en particular ha demostrado ser la ruina total.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Enviar a un amic  
4215
0
TORNAR