e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

19 de Juny de 2011

El mito de la banca pública

Una vez más, cuando se confronta la consigna a la realidad, se ve como gana la segunda por goleada. Y es que aplicar aquella máxima de "si la realidad no me da la razón, peor para la realidad", sigue estando vigente en la mayoría de panfletos de todas las tendencias. Llevamos leyendo y oyendo a algunos analistas abogar por la banca pública desde hace unos meses, las manifestaciones en la calle han hecho suya la demanda a través de pancartas y a través de sus webs; y la nacionalización de la banca se muestra como una solución a algo. A todos los que defienden esto, tengo una pregunta muy impertinente qué hacerles: ¿se han enterado de algo de lo que ha pasado en el sistema financiero de nuestro país durante los últimos 3 años? Quizá estaban en un aislamiento propagandístico, un encierro mental virtual de esos que se convocan ahora en internet que pretenden informar, incluso formar, qué pretensión, porque lo único que hacen es confundir y desinformar.

Los que defienden la nacionalización de la banca no se han debido enterar de que las únicas entidades financieras quebradas de nuestro país son la mayoría de Cajas de Ahorros, prácticamente todas, salvo felices excepciones.  ¿Y no eran las cajas de ahorro, una banca no mercantil, de carácter no lucrativo y gobernada por el poder público? Las cajas tenían las supuestas bondades de la banca pública, lo que pasa que la realidad indica que no eran bondades, sino terribles defectos.  Las cajas han sido las más afectadas por la crisis y burbuja de crédito, porque estaban y aún están dirigidas por políticos y eso hace imposible un control de riesgos efectivo. El crédito de las cajas ha ido a partidos políticos, aeropuertos vacíos, museos de amigos, promotores saludados y a financiar obras públicas municipales de todo tamaño. Por eso en este país ha hecho falta la entrada de dinero público en el capital de las cajas, para recapitalizarlas, algo que no han necesitado los bancos privados. La banca privada en España ha estado mucho más atenta a sus riesgos, a sus vencimientos de deuda en el exterior y no ha necesitado un euro de dinero público para recapitalizarse. Así que los hechos demuestran que la eficiencia de la banca privada ha sido muy superior a la de la banca pública. Y ante este hecho evidente, conocido, público y publicado, los mismos de siempre y algunos con buena fe y una buena dosis de ignorancia; nos aconsejan como solución, a una crisis que todavía no han entendido, la nacionalización de la banca. Es decir, llevar al sector bancario dónde los políticos han llevado a las cajas. No quiero pensar el resultado de eso, ni quiero pensar como estaríamos si no fuese por un sector bancario privado en España que ha estado internacionalizándose con sus inversiones en los emergentes de una forma espléndida y ayudando a compensar nuestra balanza de pagos, la más deficitaria de Europa. Esta crisis tiene mucho de falta de ahorro y exceso de crédito y esto ha sucedido porque la banca pública que hay, la central, se ha dedicado a mantener el dinero barato para que todo el mundo se pudiese dar el gusto de endeudar-se sin que pareciera haber límite. Cada vez que una banca pública mete mano en el dinero y el crédito provoca el caos, casos en la historia hay a centenares.

Ojo con las panaceas de panfleto porque las cría la desinformación y eso nos puede meter en un hoyo aún más profundo que el actual. La salida de la crisis sólo tiene un camino, volver a la economía tradicional y en este orden: saber, trabajar, producir, vender, ahorrar e invertir. Ese es el ciclo bondadoso de cualquier economía sana y que puede hacer que paguemos todas las deudas.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Enviar a un amic  
1290
0
TORNAR