e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

28 d'Octubre de 2008

Funcione bien o mal -a la larga, funcionará bien-, todos los gobiernos e instituciones mundiales han acudido al rescate de los bancos ante la crisis financiera provocada por los propios banqueros. Miles de millones de los contribuyentes están siendo utilizados para mantener a flote a los profesionales de la especulación financiera.

Pero queda eso que los economistas llaman la economía real, es decir, quedan los ciudadanos normales y corrientes, los que no dirigen bancos ni empresas de especulación, ni se ganan la vida engañando a los demás con productos financieros falsos.

Porque, que nadie se llame a engaño. Lo que han hecho los gobiernos y los bancos centrales es intentar salvar la crisis financiera, es decir, los bancos, no salvar la economía. O sea, que la recesión sigue avanzando.

Y la recesión significa hundimiento de empresas, despidos masivos, desplome del poder adquisitivo de las familias, pérdida de la vivienda y, en muchas zonas y sectores, el hambre y la miseria. De todo esto no se han ocupado los gobiernos ni las instituciones internacionales. Ni se ocuparán.

Los gobiernos y las instituciones internacionales se han ocupado, lógicamente, de salvarle el culo a sus amos, a los banqueros. Algunos de éstos no seguirán en sus puestos, pero se han ido con los bolsillos llenos, saqueando las arcas de los bancos que dirigían.

Ahora, hay un cumbre mundial. Dicen que para reformar las cosas. De hecho, se trata de volver a poner en marcha el mecanismo que ha producido esta crisis. Es decir, se trata de poner en marcha una nueva ola de especulación, una ola que ya incuba el estallido de otra burbuja dentro de algún tiempo.

Pero los despedidos, los que pierden sus casas, los que se quedan sin recursos ni para alimentos, no tienen ni gobiernos ni instituciones que les defiendan. Los gobiernos defienden a quienes les han puesto. A los banqueros.

Así que, a partir de ahora, a lo mejor funciona todo eso de la liquidez del mercado interbancario. Pero la recesión avanza. Y con la recesión avanzan los despidos, el paro y el hambre. Pero eso no afecta a los banqueros. Por tanto, los gobiernos no moverán un dedo.

Dentro de poco, en los grandes foros políticos y económicos internacionales, se elogiará la forma en que se ha afrontado la crisis. Llegarán las sonrisas de alivio, los abrazos y las palmadas en la espalda. Se ha salvado la democracia.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
1739
1
Comentaris afegits 
Josep LLuís Pérez i Fort (L'Hospitalet de LLobregat (BARCELONA)) 30-10-2008 - 18:44
Efectivamente, además añadiría a su comentario, el que quisiera saber cuanto impago de hipotecas a causa del paro generado por esa crisis, acabarán en expediente de desaucio,¿ no tienen derecho estas personas a moraroria sin cargo y mantere su vivienda?
TORNAR