e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

05 de Novembre de 2008

USA

El espectáculo ha terminado. Por el momento. El último y gran montaje del show business norteamericano -en esto no tienen competidores-, Barak Obama, ya está en la Casa Blanca. Para regocijo, emoción y éxtasis de los progres del mundo. El primer acto ha terminado.

Pero el espectáculo debe continuar. A partir de este momento, es seguro que los ideólogos de este gran fraude ya tienen perfectamente planificada la segunda parte. Esto no queda así, esto sigue. El mito está empezando. Es cuestión de tiempo.

El desastre interno y externo de EEUU necesitaba algo así para que el mundo se olvide de esa catástrofe y mire hacia otro lado. Hacia el "sueño americano", hacia la "gran democracia", hacia la "gran frontera", hacia el "momento del cambio" y otras lindezas.

Se trata de conseguir que este icono oculte, aunque sea momentáneamente -hay que ganar tiempo como sea-, los asesinatos masivos en Irak y Afganistán, la violación pública, desafiante y descarada de los derechos humanos en Guantánamo, el bloqueo de la población cubana, y el brutal retroceso de los derechos civiles en el interior del país.

Ahora, hay que conseguir que los estadounidenses, y el resto de los ciudadanos de todo el mundo, dejen de analizar cómo ha sido posible que un pequeño grupo de estafadores de Wall Street haya acelerado las contradicciones de un sistema económico sin sentido, hasta provocar un auténtico desastre de hambre en muchos puntos del planeta.

Y se trata, también, de conseguir que a los ciudadanos les parezca razonable que en Estados Unidos y en el mundo entero, los gobiernos utilicen el dinero de todos los contribuyentes para salvar los negocios de este grupo de estafadores que, por supuesto, no son sólo norteamericanos. Porque ha habido imitadores por todas partes.

Para conseguir todo esto -ya lo están consiguiendo-, cuentan con un tipo que reúne las características necesarias para convertirse en símbolo de lo que ahora hay que convertir en el nuevo ídolo, en el nuevo mito que oculte la realidad.

El personaje en cuestión ya está perfectamente aleccionado para ser un títere del Estado terrorista y teocrático de Israel -hay que vigilar el petróleo-, y de quienes sustituirán a los antiguos estafadores en Wall Street, es decir, los que ya están preparando las nuevas burbujas con el dinero público.

Por si acaso, por si el nuevo ídolo fuera capaz de pensar por sí mismo, ya está a su lado el vicepresidente, Joe Biden, alguien que tiene poco de ídolo y de mito, pero que ha sido colocado en ese puesto por los generales del Pentágono. Así, además, se cuidan los intereses de las grandes corporaciones industriales y financieras ligadas a los militares y que son las que realmente dirigen la política exterior.

Por lo demás, el tipo, Obama, lo tiene todo para interpretar el papel. Es preciso reconocer que ha sido todo un hallazgo. El casting en que, básicamente, consiste todo este gigantesco show, ha dado un resultado óptimo. Ahora hay que ver si el personaje es capaz de mantener el pulso interpretativo en la segunda parte de esta comedia. O tragedia, más bien.

Así que, cuidado, porque se nos viene encima el "sueño americano", la "gran democracia" y todo eso. Y, como es bien sabido y ha quedado sobradamente demostrado, esta gente, y ahora con un nuevo icono al frente, nos impone la democracia, los derechos humanos,el sueño, la frontera, el mito y la civilización occidental a bombazo limpio. Ojo.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
1723
1
Comentaris afegits 
a lo que vamos... (Barcelona) 09-11-2008 - 03:41
Galeote te ests convirtiendo en un autntico rebelde y un liberal al estilo Rothbard, jaja. Bueno, en parte es a lo que vamos. EEUU seguir siendo un estado muy regulado y duro en el exterior, y Europa un estado ultraregulado y debil en el exterior
TORNAR