e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

15 de Setembre de 2008

Cuando echaron a patadas del Gobierno a Jesús Caldera, porque era un blando con la inmigración, entró, para arreglarlo, Celestino Corbacho, que como su propia actuación se está encargando de demostrar, es todo lo contrario.

Pero no se trata de que Corbacho esté actuando por su cuenta. En absoluto. Sigue la línea marcada por el PSOE, como deja claro el voto favorable de los eurodiputados socialistas españoles a una bochornosa directiva de la UE sobre la inmigración claramente racista, antidemocrática y contraria a los más elementales derechos civiles.

El propio Zapatero tuvo la desfachatez de calificar esa vergonzosa norma europea de "avance progresista", con lo  que se demuestra que tenemos un presidente del Gobierno capaz de practicar una política ultraderechista al tiempo que sonríe y que dice que hace progresismo.

Corbacho va por esa senda, excluyendo lo de las sonrisas y el progresismo. Hace poco, ya abrió la veda a la excitación de los sentimientos racistas y xenófobos, al relacionar el paro con la inmigración, extendiendo la idea de que hay españoles que no tienen empleo porque se los dan a los inmigrantes, al decir que hay que suprimir la contratación de inmigrantes en origen mientras haya españoles en paro.

Ante la lluvia de críticas que esa posición provocó en las personas y entidades decentes, la inefable presidenta, Fernández de la Vega, se vio en la obligación de desautorizar a Corbacho, prescindiendo del hecho de que el ministro se había limitado a seguir las directrices del muy progresista Gobierno del que la señora De la Vega es vicepresidenta.

Rajoy sí salió en defensa de Corbacho. Y es que, una vez que el ministro de Zapatero ha abierto el camino, el líder del PP se cree con el derecho de hablar en la misma línea, y lamenta que haya "extranjeros cobrando el paro y españoles buscando trabajo fuera". Lógico. Si los socialistas y su muy progresista Gobierno adoptan posiciones ultraderechistas, racistas y xenófobas, ¿por qué no el PP?

Sin embargo, algunos no se enteran de qué va este asunto. Así, la secretaria de integración y convivencia del PSOE, Bernarda Jiménez, ha pedido a Rajoy que se retracte de esas declaraciones, al considerar que tienen "un tufo xenófobo que recuerda a regímenes y a políticos que no son del todo democráticos".

Pero, bueno, señora Jiménez, ¿es que nos se da cuenta de que Rajoy ha dicho lo mismo que el ministro de ustedes, el ministro del PSOE, Celestino Corbacho? ¿Es que no se da cuenta de que está llamando "xenófobo" a un ministro de su muy progresista Gobierno, y le está acusando de no ser "del todo democrático", comparándolo con un franquista?

Alguien debería aclararle la situación a esta dirigente del PSOE. Porque no está al loro, no se entera. Corbacho sí se entera. Faltaría más. Se entera perfectamente. Como Zapatero. Como el grupo del PSOE en el Parlamento Europeo. Como Rajoy. Pero Caldera no. Y por eso está donde está.       

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
1634
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR