e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

13 de Setembre de 2013

La gran estafa

Por supuesto que Catalunya no es España. Por razones sociales, culturales, políticas y económicas, entre otras. Y por supuesto que tiene todo el derecho a separarse del Estado español. Negar esto es negar la evidencia, aunque desde hace tiempo hay mucha gente que ha hecho de la negación de la evidencia su posición habitual.

Es más discutible que el procedimiento para aplicar este derecho tenga que ser un referéndum, la consulta, dada la capacidad del poder -en este caso del poder dominante, es decir, del Estado español- para condicionar, manipular, falsear y deformar la realidad. Por tanto, es dudoso que un referéndum, una consulta, sea el sistema adecuado.

Esta prevención parte del convencimiento de que los métodos electorales, las democracias parlamentarias..., todos estos tinglados fundamentados en las mayorías o las minorías de los votos son una farsa. Jorge Luis Borges dijo que "la democracia es un abuso de la estadística". Y, según Mark Twain, "existen tres tipos de mentiras: la mentira, la maldita mentira y las estadísticas". Pues eso.

Pero el problema principal de lo que está pasando en Catalunya no es ese. El problema es el gran engaño que se está montando desde el poder, y la repugnante utilización de todo un pueblo en una farsa que tiene pocos precedentes en la historia de la política española y catalana. Aquí, lo único decente, lo único válido, lo único honrado que hay en todo este proceso son los centenares de miles de ciudadanos que proclaman y exigen su legítimo derecho a la independencia.

Porque, planteemos de entrada una pregunta muy concreta: ¿acaso alguien con un mínimo de sentido común puede confiar en lo que puedan hacer con todo este proceso dos tipos como Artur Mas y Mariano Rajoy, uno envuelto en la bandera catalana y el otro en la española? ¿Estamos ante gente de fiar?

Artur Mas se sube al carro de un movimiento difuso, pero potente, que eclosiona en la Diada del año pasado. Cree que puede utilizar este movimiento para ocultar sus políticas económicas dirigidas a preservar los intereses de los bancos y de los grandes empresarios catalanes mientras recorta los derechos sociales y económicos de los más pobres.

Además, Convergència i Unió también tiene que ocultar los numerosos casos de corrupción que van surgiendo como setas en los escenarios de actuación de muchos de sus dirigentes. Nada mejor que enarbolar la bandera independentista para tapar el saqueo del dinero público, del dinero de los contribuyentes. Todo, claro está, en nombre de Catalunya.

Y esta gente de CiU tiene que negociar este avance del independentismo con otros que están en la misma situación: Mariano Rajoy y el PP. Sería exactamente igual si tuviera que negociarlo con el PSOE, porque son las dos caras de la misma moneda. La moneda de la corrupción política y de la aplicación a los sectores más débiles de la población española de las políticas ultraliberales y ultraconservadoras que imponen desde Bruselas, Berlín y Washington.

Este cuadro se completa con una catalanofobia rampante en muchos territorios del Estado, fomentada por los sectores neofranquistas, cutres y reaccionarios del PP  y del PSOE, que utilizan el ultranacionalismo español dominante contra cualquier intento de supervivencia de otro nacionalismo. El catalán, en este caso. Y el nacionalismo español es muy peligroso, porque controla los aparatos del Estado. No lo olvidemos.

En este escenario, Rajoy y Mas van pactando bajo mano, mientras CiU utiliza la movilización independentista para presionar al PP y conseguir reforzar su poder en Catalunya, intentando también lograr votos con su actitud de ponerse al frente de la manifestación. ¿Alguien sabe lo que están pactando? ¿Lo sabe Esquerra, que se está prestando a este juego, a esta farsa, y que está ayudando a tapar las corrupciones de CiU?

Los dos, Mas y Rajoy, saben perfectamente que no habrá referéndum ni habrá independencia ni habrá nada. Simplemente, están pactando la forma en que pueden parar todo esto, sacando el máximo beneficio posible. De entrada, intentan mantenerse en el poder político, en Catalunya uno y en el Estado el otro.

Pero es que, además, ¿alguien cree que los empresarios y los banqueros catalanes van a permitir cualquier opción a la independencia de Catalunya? Son precisamente los lobbies de este poder económico y financiero los que están propiciando y dirigiendo los pactos entre Mas y Rajoy. ¿Puede salir algo bueno para el pueblo catalán de estos pactos?

Son esos lobbies, es el poder económico y financiero el que está preparando el final de todo esto mediante Mas y Rajoy, que buscan mantenerse en sus poltronas para que sus partidos sigan expoliando el dinero público, y sigan recortando los derechos sociales y económicos de los más débiles. Son los bancos y los grandes empresarios los que acabarán dirigiendo este proceso. Y, mientras, los pobres serán cada vez más pobres.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
2032
2
Comentaris afegits 
JC (BCN) 20-10-2013 - 13:03
Imposible decir ms disparates en menos espacio.
D.Martn (Barcelona) 17-09-2013 - 23:00
Una vez ms, qu grande
TORNAR