e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

09 de Setembre de 2008

Empresarios del pasado

Es una realidad innegable que la falta de impulso de la clase empresarial catalana es una de las causas fundamentales de la actual decadencia de Cataluña. Hay otras, por supuesto, pero cuesta creer que, con una clase empresarial más seria, potente y con objetivos claros, Cataluña hubiera llegado al grado de desorientación social, política, identitaria y económica en que actualmente se encuentra sumida.

Hay una organización patronal, la Pimec, que agrupa a un tejido empresarial fundamental en la configuración social catalana, la pequeña y mediana empresa. Este entramado es, o debería ser, una pieza básica en la dinamización social y económica de Cataluña. Es decir, la importancia de este sector es indiscutible.

El presidente de esta patronal declaró hace unos días que habrá que ver si hay que "tocar un poco las prestaciones que tiene el seguro de paro", porque hay personas que, ante estas protecciones, "tienen poco estímulo para coger un trabajo". Porque, si el Gobierno quiere limitar las contrataciones de inmigrantes en origen, habrá que "hacer trabajar a la gente que está parada", y deberá haber mecanismos para que esto sea una realidad.

O sea, que la propuesta, lo que hay que hacer en estos momentos de crisis, es que al parado, además del problema que supone estar parado, hay que bajarle lo que cobra en concepto de seguro de desempleo. Parece que este dirigente patronal opina que las desgracias, ya que vienen, mejor que no vengan solas.

Y este empresario es, ni más ni menos, que el presidente de una organización que es, o debería ser, fundamental en el tejido social y económico catalán. Por tanto, no se trata de un cualquiera, sino de alguien representativo, importante, con peso. Pero, ¿en qué siglo cree estar viviendo este hombre?

A partir de hechos como éste, empieza a entenderse un poco mejor la decadencia de Cataluña. Porque si un ciudadanos como el presidente de la Pimec representa realmente el pensamiento de un sector tan básico para Cataluña como la pequeña y la mediana empresa, lo que no se entiende es que Cataluña aún no haya desaparecido del mapa.

Este lamentable episodio nos lleva a plantear la reflexión de la falta de renovación de la clase dirigente catalana. No es sólo una cuestión de personas, sino de ideas, de formas de actuar, de iniciativas, de impulsos. ¿Cómo puede ser presidente de la Pimec alquien que piensa como este empresario, que cree conveniente reducir la cuantía del seguro de desempleo en estos momentos?

Los países no avanzan por inercia. Avanzan cuando hay personas con capacidad para impulsar ese avance, cuando esas personas saben transmitir ese impulso a colectivos, a grupos. Pero, ¿qué impulso puede transmitir este dirigente empresarial? Bueno, sí, puede transmitir un impulso, pero hacia atrás, hacia el pasado.

Con dirigentes empresariales como éste, anclados en otras épocas ya muy lejanas, va a ser muy difícil salir del pozo en que Cataluña se encuentra. Por lo demás, si este ciudadano es realmente es representativo de lo que piensa este importante sector empresarial catalán, las cosas están  bastante peor de lo que parece. Y parece que están muy mal. 

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Mename

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
1622
2
Comentaris afegits 
Carolina (Barcelona) 10-09-2008 - 12:52
No estic d'acord amb l'article. L'excs de protecci s que provoca manca d'esfor. I sense esfor, res no tira endavant: ni les empreses, ni la societat, ni el pas. El que s una visi del passat s pensar que es pot viure dels subsidis eternament.
Francisco Javier (Barcelona) 09-09-2008 - 23:52
Los empresarios y sus empresas no tienen nacionalidad. Son "ciudadanos del mundo"... como Manu Chao...
TORNAR