e-Noticies | Blogs blogs e-noticies e-noticies.cat

18 d'Abril de 2010

Se ha puesto de moda criticar a quien considera que un inmigrante musulmán es un ciudadano con los mismos derechos que cualquiera, aunque haya crisis económica. Hoy, es casi de buen tono, realista y sin complejos, calificar de buenista -en tono despectivo- a quien sostiene que el velo de una musulmana merece, como mínimo, el mismo respeto que el hábito de una monja católica o la sotana de un sacerdote.

Normalmente, se descalifica a quien dice que es falsa la teoría de que los países árabes o de religión musulmana no pueden organizarse mediante sistemas democráticos, en contraposición con los estados occidentales cristianos. De entrada, podríamos discutir el concepto de democracia occidental, y podríamos concluir que es una farsa, mediante la cual, los poderosos mantienen sometidos a los ciudadanos con un espejismo supuestamente democrático, consistente en convocarlos cada cuatro años a una mascarada que califican de elecciones democráticas.

También podríamos argumentar que los países árabes y musulmanes han sido durante muchos tiempo explotados y esquilmados por los estados que hoy se autocalifican orgullosamente de democráticos y desprecian a los demás, a los que han mantenido en la miseria para robarles las materias primas y mantener el nivel de vida occidental y cristiano.

Sería igualmente viable argumentar que esos occidentales cristianos, tan orgullosos de sus sistemas supuestamente democráticos son los que invaden, destrozan y ocupan militarmente a algunos de esos países para garantizar a las empresas occidentales, a sus empresas, los recursos energéticos que les permitan mantener a estas democracias tan civilizadas.

Además, parece claro, muy claro, que los derechos humanos que el occidente cristiano defiende, los defiende sólo en sus fronteras, pero no fuera de ellas. Porque es difícil creer que el occidente cristiano y democrático está defendiendo los derechos humanos en Afganistán, en Irak o en Palestina, pongamos por caso. O en Guantánamo.

Y muchos, tal vez calificarían de buenismo decir que occidente, el occidente cristiano, apoya en Palestina a un Estado terrorista y teocrático -eso que tanto critica a los islamistas- y le ha dotado de armamento nuclear para reprimir a los palestinos. Por si fuera poco, ese mismo occidente, tan democrático, llama terroristas a los palestinos y a los árabes en general cuando se defienden de la agresión económica, política, cultural y militar de los estados democráticos y cristianos.

Podemos seguir. Podemos decir que esta gente que reparte patentes de democracia y de derechos humanos, organiza mascaradas electorales en Irak o Afganistán, dos territorios destrozados por la invasión militar y la represión, y convierte estas mascaradas en modelos de democracia. Como el modelo democrático israelí, un estado controlado por fundamentalistas, militares y ultraderechistas, creado para ser el perro de presa guardián de los intereses de la muy democrática y  cristiana civilización occidental en esta zona.

Este occidente se permite criticar y despreciar a los musulmanes en nombre de la defensa de otra religión monoteísta, cuyos principales dirigentes se dedican a proteger a bandas de pedófilos organizados. Y después, descalifican al mundo musulmán en nombre de la defensa de los derechos de la mujer, a la que esos críticos de los musulmanes utilizan y exhiben como icono sexual para fomentar el consumismo y seguir acumulando capital.

En este escenario, estos países occidentales, democráticos, cristianos y defensores de los derechos humanos, siguen convirtiendo en un conflicto, en una desestabilización y en una agresión a occidente, a los derechos humanos, a la cristiandad, a la democracia y a la libertad el hecho de que una niña quiera ir a la escuela con un velo. Y si alguien defiende que esa niña lleve su velo es un buenista. Porque, claro, lo democrático y lo realmente razonable, es decir, lo inteligente, es defender a una civilización que invade y reprime países, y que respeta y protege a unos integristas que representan a un dios al que parece que no le importa el abuso sexual de los niños.

Tafanera

Blinklist

Fresqui

Del.icio.us

Barrapunto

Digg

Menéame

Twitter

Facebook

Afegir un comentari Enviar a un amic  
1751
0
Comentaris afegits 
No hi ha comentaris afegits a aquest article.
TORNAR